Generó polémicas la idea de listas testimoniales que impulsarían los K

Nación desmintió versiones que indicaban presiones por parte del gobierno kirchnerista a gobernadores e intendentes para que sean candidatos en las elecciones del 28 de junio. El portavoz de la desmentida oficial fue Aníbal Fernández. En La Rioja, trascendió que al gobernador Beder Herrera "nadie le dijo nada".
A su vez, el ministro de Gobierno riojano, Carlos Luna en diálogo con Radio Independiente manifestó no compartir la estrategia y argumentó que "me parece que sería no hablarle con la verdad a la gente" y añadió que desde su opinión y "si me consultan no me parece que sea provechoso porque distorsiona la voluntad del pueblo".

Para Luna, un analista político como pocos en la Provincia, "candidato tiene que ser el que esté dispuesto a asumir la responsabilidad".

Hasta ayer, al gobernador Beder Herrera nadie le había dicho nada y también Carlos Luna había dejado trascender que "hasta ahora no habría llegado ninguna propuesta formal en este sentido".

A nivel nacional, en la mañana del Viernes Santo, Aníbal Fernández negó presiones de cara a las elecciones del 28 de junio. Fernández dijo que hay que ser "neutros" e insistió "que me traigan un solo gobernador a quien se haya conminado para que vayan a las listas".

En ese sentido, subrayó que es "una decisión de cada uno" presentarse o no en las listas y enfatizó que "el caso de Daniel Scioli es una cuestión de voluntad del gobernador".

EL PORQUé DE LAS LISTAS TESTIMONIALES

El matrimonio Kirchner evalúa el modo de plebiscitar no sólo la gestión nacional, sino también las administraciones provinciales y municipales de sus amigos gobernadores e intendentes. El ejemplo lo daría el actual gobernador porteño, Daniel Scioli que secundaría a Néstor Kirchner en la fórmula para diputados bonaerenses.

Precisamente, se las denomina "listas testimoniales" porque en caso de resultar ganadores, renuncian a la banca y le dejan el puesto a su suplente. Se supo, que el mismo Scioli no negó la estrategia y aseguró que no asumiría su banca en la Cámara Baja y que pretende seguir siendo el gobernador y cumplir el mandato por el cual fue investido.

En La Rioja uno de los últimos casos y el más recordado fue la elección de senadores que Angel Maza le ganó a Carlos Menem y luego renunció para que asuma su hermana Ada Maza.

Comentá la nota