Generalizado reclamo por la falta de agua potable en el Interior

Usuarios e intendentes de varias localidades salieron a reclamar en los últimos días por el deficiente servicio de agua potable. Goya, Bella Vista, Saladas, San Luis del Palmar y Empedrado son algunas de las comunas más afectadas, por los prolongados cortes en coincidencia con la interrupción del servicio de energía.

En varias localidades del Interior provincial, los usuarios del servicio de agua de red vienen quejándose en las últimas semanas por la deficiente prestación del servicio. Aseguran que a los continuos y en algunos casos prolongados cortes de luz se les suma igual cantidad de horas sin el líquido vital, lo que perjudica a la población y acrecienta el malestar de los usuarios.

Vecinos de Goya, Saladas, Bella Vista, San Luis del Palmar y en el día de ayer se plegaron usuarios de Empedrado que cansados de los cortes decidieron manifestarse de manera pacífica, en reclamo de soluciones inmediatas.

Un grupo de personas se congregó frente a la sede de la empresa que provee del líquido vital a la localidad de Empedrado, y que debido a los reiterados cortes de energía eléctrica, deja sin abastecimiento a toda la comunidad. El reclamo fue respaldado por el propio intendente, José Cheme, que acompañó a los vecinos y prometió gestionar una solución inmediata a ésta situación de emergencia.

"Hoy deberíamos estar hablando del placer que significa visitar Empedrado, pero lamentablemente estamos ante un inconveniente que data de varios años y por eso vinimos a reclamar a la empresa para que haga la inversión necesaria. La comunidad tributa y al mismo tiempo exige respuestas; se corta la luz, y ya se corta el agua. Deberían instalar un grupo electrógeno para atender esta situación", expresó Cheme.

El pedido del jefe comunal coincide con lo expresado recientemente por la intendente de Bella Vista, Nancy Sand, que agobiada por los reclamos de los vecinos solicitó a la empresa que tiene la concesión del servicio un grupo electrógeno para garantizar la prestación, debido a que "cuando se corta la luz, se corta también el agua", comentó.

Por su parte el intendente de San Luis del Palmar, más visceral a la hora de hablar dijo que "la gente tiene una bronca generalizada, y es justificado el enojo. Incluso advirtió que "muchos vecinos ya planean que van a cortar la ruta. Tratamos de mantener la tranquilidad, pero esto puede superarnos", sostuvo en diálogo con una emisora radial de la Capital correntina.

"Los problemas son graves. Los comerciantes pierden sus mercaderías, el hospital tiene inconvenientes para atender a la gente. Todos los días, desde temprano, estamos sin luz y sin agua", graficó Romero.

Ante esta situación alarmante y de malestar general, que se vive ya en gran parte de la provincia, Cheme justificó los reclamos de la población y dijo que hará "lo posible por dar respuesta, ya que el malestar en la gente llegó a un límite".

Finalmente indicó que hoy a la mañana se trasladará hasta la Capital correntina para mantener una reunión con directivos de la empresa proveedora del agua y juntos encontrar una solución inmediata a este flagelo.

José Cheme insistió en que "esto nos perjudica turísticamente porque no podemos atender las necesidades que demandan los visitantes. Desde el inicio del verano Empedrado ha tenido una explosión importante en esta materia y debemos garantizar que se cumplan los servicios, por eso acompañamos este justo reclamo", concluyó.

Comentá la nota