General Rodríguez: se realizó la segunda movilización vecinal contra aumento de tasas

En algunos casos en la vecina localidad llegaron hasta un 500 por ciento de aumento. Un reclamo que en Mercedes se diluyó. Se quejan, además, por los 50 mil pesos mensuales que cobra el intendente Marcelo Coronel.
Este viernes 27 de febrero, tal cual consigna el Diario Acción de la vecina localidad de General Rodríguez, se llevó a cabo en esa ciudad la segunda protesta vecinal contra el aumento de las tasas municipales organizada por ARPAE, la entidad que agrupa a productores rurales de General Rodríguez y Luján, junto a la Cámara Empresaria de General Rodríguez. El descontento por el aumento de tasas es grande en esa localidad. En Mercedes también hubo aumento hace poco y se discutió por ello, pero ya casi ni se escucha el eco de esas palabras, y el reclamo se diluyó.

Lo cierto es que el Rodríguez el viernes 13 de febrero ya los vecinos se habían concentrado frente al edificio municipal para entregar un petitorio con más de cinco mil firmas rechazando lo que consideran un “desproporcionado” aumento que superó en muchos casos el ciento por ciento y en el caso de las tasas viales ronda el 500 por ciento.

En esa ocasión, los representantes entregaron a la secretaria de Gobierno, Elena Cordone y a su hijo, Juan Rapetti, secretario de Economía, el escrito que no sólo pedía la anulación de la ordenanza, sino también la reducción de los cargos políticos y jerárquicos que absorben más del 50 por ciento de los recursos destinados a sueldos. Lo que afirman en Rodríguez es que el 25 por ciento del plantel de personal de la Municipalidad ocupa este tipo de cargos, con “un jefe cada cuatro empleados”.

“El área de Seguridad cuenta con 4 jefes para 6 empleados; la secretaría de Calidad de Vida tiene a 13 jefes de los cuales dependen 23 empleados; la secretaría Legal y Técnica tiene 5 empleados que dependen de 7 jefes. Y el "record" quizá lo detente la Secretaría de Relaciones Institucionales, en la que dos empleados dependen de 15 jefes”, apuntan los reclamantes y explican que cada cargo de esta naturaleza insume 3.250 pesos en tanto que el sueldo básico es de 1.100 pesos.

Mediante el petitorio presentado también solicita al intendente municipal que reduzca sus haberes en concepto de “gastos de representación” los cuales cobra en su totalidad: de acuerdo al presupuesto aprobado en diciembre, Coronel pasa a cobrar de 35 mil pesos mensuales a casi 50 mil con todas las cargas y beneficios inherentes a su cargo.

Aquel viernes, tanto Cordone como Rapetti declararon que el intendente estudiaría la propuesta comprometiéndose en una semana a dar una respuesta. Por fin y cumplido el plazo, Guillermo Andelique, titular de ARPAE, debió comunicarse con la Cordone quien le manifestó que la propuesta sería “estudiada y contestada en unos días”.

De todos modos y ante la previsible dilación por parte de las autoridades, este viernes nuevamente los vecinos volvieron a concentrarse a partir del mediodía en la Plaza Central, a la que confluyeron dos caravanas de vehículos particulares, tractores y jinetes. También nuevamente se solicitó la presencia de autoridades municipales, las que volvieron a estar ausentes ante los reclamos.

Alrededor de las 13 se dirigieron hacia los domicilios particulares del presidente del Concejo Deliberante, Juan Pablo Anghileri; del concejal y presidente del Bloque del Frente Para la Victoria, Carlos Del Carre; y los concejales Claudio Abril y Alejandra Ferrari, quienes votaron a favor del aumento.

No hubo durante los “escraches” ningún tipo de inconveniente. Aunque pudo advertirse una presencia policial mayor.

Comentá la nota