En General Pico la carne aumentó un 40 por ciento

Los cortes tradicionales subieron hasta un 40 por ciento. La elevación de los costos, afirmaron los vendedores situados en diferentes barrios, se inició a partir de diciembre y provocó una pronunciada caída en las ventas.
Luego de un relevamiento realizado en diferentes carnicerías y en un supermercado céntrico de General Pico, este diario confirmó el incremento en el precio de la carne como así también la caída de las ventas en los locales comerciales dedicados al rubro.

Odino Escudero, encargado de "La Carnicería", ubicada en 17 y 24, sostuvo que los valores de los trozos tradicionales aumentaron, en forma paulatina, a partir de diciembre de 2009. Agregó que la consecuencia de la elevación de los valores se vio reflejada en la "pérdida" de una gran cantidad de clientes.

"Por lo general, la media res aumentó", confirmó el trabajador en diálogo con LA ARENA y añadió que, cada dos días, el kilo de bola de lomo y vacío como así también la tapa y la carne picada cuestan un peso y medio más.

Antes de las festividades de Navidad y Año Nuevo el corte más barato - bola de lomo y cuadril - estaba, informó el comerciante, a 13,50 pesos el kilogramo, mientras que en la actualidad se vende a 18. "Estamos seguros que los precios van a seguir aumentando", predijo el carnicero.

El corte más requerido en el comercio del centro piquense es la pulpa que, antes del incremento general, costaba 18 pesos el kilo mientras que hoy ronda los 24,50.

"Estamos vendiendo un 50 por ciento menos que el año pasado y sabemos que durante este año la situación puede ser peor", indicó el comerciante para quien la gente no va a dejar de comer carne sino que va a comer "mucho menos".

Diciembre.

Por su parte, el propietario de la carnicería "Cer 2", situada en 3 y 20, le dijo a LA ARENA que en su negocio el precio de la carne se elevó un 40 por ciento. "El incremento comenzó a darse a partir del último mes y medio", dijo el trabajador.

Bola de lomo, paleta y carne picada son cortes que subieron, confirmó el encargado, alrededor de cinco pesos. La mercadería más solicitada por los compradores del local situado en cercanías del barrio Villa Margarita, son: lomo y paleta, trozos que, antes de la suba, estaban a 18 pesos el kilo y en estos momentos están a 24.

No obstante, las ventas en "Cer 2", no declinaron."Nosotros seguimos vendiendo de la misma manera", cerró el trabajador.

En tanto, el empleado de una carnicería situada en 24 y 15, dijo que los productos más requeridos por los consumidores aumentaron dos pesos el kilo a partir de las fiestas.

El trabajador sostuvo que, desde diciembre, las ventas cayeron en forma notable. "Casi la mitad de las personas dejaron de venir", manifestó el trabajador.

Sequía.

Horacio Sorba, encargado de la compra de hacienda de un importante supermercado ubicado en 20 y 13, coincidió que los cortes de carne aumentaron a partir de diciembre alrededor de un 40 por ciento.

"El incremento se dio de golpe", dijo el comerciante. Y agregó que hace unos tres años una serie de artículos en estantería subieron de valor mientras que la carne se mantuvo en la misma línea de costos.

El vacío, detalló Sorba, estaba a 6,80 el kilo y en estos meses alcanzó los 10,40. En tanto, el asado - cuyo precio era de 7,90 - permanece a 14,90 el kilogramo.

La carne picada, uno de los trozos más consumidos en General Pico, tenía un precio de 8,90 y en la actualidad, dijo el vendedor, el kilo cuesta alrededor de 13 pesos.

Sorba resaltó que si bien no tiene números exactos, se estima que hoy son menos los compradores de carne en el comercio del microcentro local.

Todos los comerciantes consultados sostuvieron que las causas que provocaron el aumento, y la consecuente caída en las ventas, se debieron a la sequía que padeció la provincia en este último tiempo y que provocó la escasez de ganado en las chacras pampeanas.

Comentá la nota