General Madariaga: Reunión sobre el nuevo código de ordenamiento urbano

General Madariaga: Reunión sobre el nuevo código de ordenamiento urbano

Ayer, el Arquitecto Mauricio Villate y Carlos Caro, titular de la oficina de Hábitat y Territorio de la Municipalidad de General Madariaga, mantuvieron una entrevista con EL MENSAJERO para brindar detalles al respecto de este importante proyecto que seguramente será aprobado el jueves por el HCD de General Madariaga.

El nuevo código de ordenamiento urbano de General Madariaga será aprobado el próximo jueves en la sesión ordinaria del HCD de Madariaga; esto se desprende de la positiva reunión que tuvieron ayer los profesionales que trabajaron en el mismo, el titular de la oficina de Hábitat y Territorio de la Municipalidad, Carlos Caro, y Concejales de esta ciudad.

Al respecto, Carlos Caro le explicó a EL MENSAJERO que “Efectivamente ayer se llevó a cabo una reunión en el ámbito del Concejo Deliberante, para ponerlos al tanto de las modificaciones de este proyecto en el que trabajaron tanto el Arquitecto Mauricio Villate, como el Arquitecto Alberto Fanderwud”

A su tiempo el propio arquitecto Villate dijo que “hace aproximadamente 5 años Alberto Fanderwud me convoca para hacer un trabajo que yo había hecho en Villa Gesell. Lo que se encargó es un trabajo que tiene dos cuestiones como esenciales. La primera, una ampliación del área urbana de General Madariaga, áreas que ahora son complementarias y que se plantean como urbanas, que van a permitir la generación de lotes desde 450 mts, de característica urbana, en sitios donde hoy la subdivisión permitida es de 2000 mts. Esto va a dinamizar el mercado de la vivienda, es la posibilidad de que haya lotes para construir viviendas, donde hoy no los hay. Se extiende el área urbana. La otra cuestión, que no es menor, ha sido actualizar la normativa vigente en el actual área de Madariaga, que tiene algo más de 35 años. Se plantea un área central, se plantea un uso residencial, comercial y administrativo. Ese proyecto, que atravesó las instancias técnicas de la provincia de Buenos Aires, a lo largo de estos años, terminando en un proyecto que para la Dirección de Ordenamiento Territorial no tiene observaciones; que volvió al Municipio y fue analizado, cuestionado y valorado, por los distintos actores sociales con responsabilidad en este tema y colegios profesionales, principalmente arquitectos, ingenieros y técnicos, en un proceso que considero fue muy virtuoso, aplicable a cualquier norma que tenga que ver con el desarrollo territorial. La mayoría de las observaciones pudieron ser incluidas porque mejoraban la norma. Luego de ese proceso, llegamos a un acta de acuerdo, en la cual se consensuó un esquema de zonificación por usos, se consensuó el volumen y las restricciones de formas que van a tener los edificios, y se consensuaron los usos en cada lugar. Se celebró ese acuerdo con un acta y hoy estuvimos en reunión de comisión del Concejo, en la cual se explicó esto y donde por lo que se dijo se tratará en sesión el próximo jueves. Como toda norma es perfectible, pero a mi me parece que lo más interesante que tiene es este proceso que ha tenido. Luego la provincia tiene que convalidarlo y trataremos que sea lo más rápido posible. Creemos que es un buen proyecto y yo particularmente estoy muy contento con el modo a través del cual se ha podido llegar a un acuerdo”.

Carlos Caro también agregó que “Una vez sancionada la norma por el Concejo Deliberante y promulgada por el Departamento Ejecutivo, a diferencia del resto de las normativas, no entra en vigor formal y material (debido a la ley 8912), hasta que no sea convalidada por el gobernador de la provincial a través de un decreto”.

Por último, el propio Caro manifestó que “Lo que se busca es la modernización del área urbana local, desde el punto de vista de los indicadores urbanísticos; la ampliación de las distintas zonas al respecto, más allá de las restricciones que se plantearon en altura y laterales. Por sobre todo se destaca la posibilidad de ensanche de la zona urbana hacia el barrio Belgrano, Norte y San Martín, que va a posibilitar la generación de suelo urbano que de más respuesta a la creciente demanda para la construcción de viviendas; algo que no es posible en la actualidad debido a los indicadores urbanísticos con los que contamos”.

Por último Villate explicó que “las zonas de quintas actualmente es área complementaria, y si bien ha sido revisada, solo es afectada en aquel punto que pasan a ser área urbana. El resto del área complementaria ha sido modernizado en términos normativos, porque están especificados los usos y las características, pero no va a tener modificaciones sustanciales. Lo que también quiero significar es que una norma convalidada lo que hace es darle valor al suelo. Y Cuando digo darle valor no es una metáfora, es concreto que las propiedades adquieren un valor mayor sí está clara la norma y no es una cuestión discrecional”.

Coment� la nota