En General Acha temen represalias

Espero que Provincia "no cierre las canillas" por haber dicho no a la industria química, dijo el edil opositor José Luis Garro, al referirse a la ayuda financiera que el gobierno envía mensualmente a la comuna achense.
El Concejo Deliberante no dudó en aprobar la ordenanza que rechazó la instalación de Fiasa en General Acha. A excepción de Norma Ortiz, la oposición acompañó la posición adoptada por el bloque justicialista, fuerza de donde provino la propuesta que le dijo no a la industria química. Lo que representó seis votos positivos y una abstención.

Cada uno de los ediles fundamentó su posición durante el debate realizado en la sesión extraordinaria, pero José Luis Garro (Frente para el Cambio) no solamente argumentó por qué rechaza la radicación de la fábrica de cloro soda, sino que también se dirigió al gobierno provincial.

Represalias.

Al respecto, el edil solicitó al gobierno que no tome represalias hacia la ciudad por haber impedido el asentamiento de un emprendimiento que contaba con el apoyo político y económico de la provincia. Espero que "no cierre las canillas", dijo para referirse a la ayuda financiera que mensualmente destina para la municipalidad local; o por haber dicho no a Fiasa, la provincia no tenga más en cuenta a la ciudad ante la eventual llegada de otros emprendimientos productivos que no atenten contra el medio ambiente ni la riqueza del Valle Argentino.

Garro también anticipó que si el gobierno provincial tiene en sus planes realizar una consulta popular para saber qué posición tiene el pueblo frente al arribo de Fiasa, está de acuerdo con que se haga. Pero advirtió que por el momento ha sido contundente la respuesta de la sociedad para decirle que no a la industria.

Ordenanza.

Los concejales elaboraron el proyecto a partir de "una inquietud generalizada" en la ciudadanía achense por la posible instalación de una industria química en la zona suburbana.

En los considerandos expresaron que la opinión pública "se ha sensibilizado, desde el anuncio de radicación de una planta química, ante la posible contaminación del denominado acuífero Valle Argentino y del medio ambiente".

Además los ediles recordaron en el proyecto, que durante el período anterior, en sesiones ordinarias, el propio cuerpo aprobó la resolución 51/09 para solicitar se declare área protegida de contaminación al acuífero de referencia.

También explicó que en diciembre de 2009, se aprobaron por unanimidad la resolución 85 del mismo año, por medio de la cual el CD pidió con carácter de urgente a la subsecretaría de Ecología, un informe del impacto ambiental. De la misma forma, se dirigieron al departamento Ejecutivo a los fines de que requiera una "opinión fundada" ante la citada subsecretaría, referida al proyecto de preservación del acuífero, ingresado en la Cámara de Diputados. En otro párrafo, aludieron a que también cuenta estado parlamentario un proyecto sobre el Código de Agua en esta provincia.

Los legisladores achenses reflejaron en los considerandos su malestar, ya que hasta la fecha de la sesión extraordinaria no recibieron ningún tipo de información o explicación de las resoluciones aprobadas.

Silencio.

Un cronista de esta corresponsalía intentó localizar a la viceintendenta María Elena García, pero la búsqueda arrojó resultados negativos. De todas maneras, un allegado a la jefa comunal manifestó que García no hará declaraciones a ningún medio periodístico, y que tomó la determinación de mantenerse en silencio al menos hasta el lunes.

Comentá la nota