Genera controversias el nuevo plan de pagos

La nueva moratoria que lanzó ayer el Gobierno genera controversias: para algunos encuentra justificativos "coherentes", relacionados con la moratoria y el blanqueo que finalizó en agosto de este año. Para otros, la iniciativa "le resta seriedad" al sistema impositivo argentino.
Empresarios nucleados en las cámaras CAME y CGERA respaldaron la puesta en marcha del plan de facilidades para el pago de las deudas por impuestos durante 2008 y 2009. De hecho, era un reclamo de un sector que mayormente nuclea a las Pyme. "Recibimos muy satisfechos este anuncio que vuelve a demostrar que el Gobierno tiene oídos para los reclamos empresariales cuando son hechos en una mesa de consenso", dijo el titular de la CGERA, Marcelo Fernández.

Por su parte, el presidente CAME, Osvaldo Cornide, sostuvo que "hace tiempo que venimos reclamando este plan de facilidades de pago porque las pymes tenían dificultad para afrontar sus obligaciones fiscales del 2008 y parte del 2009 y así poder acogerse a la moratoria dictada por el Congreso".

En tanto, el rector del Instituto del Consejo Profesional de Ciencias Económicas, Alfredo Lamagrande, consideró que se trata de una medida "coherente", en función de los tiempos del blanqueo que venció en agosto último. "El blanqueo era para declarar tenencia de bienes hasta diciembre de 2007. Y la declaración de impuestos del 2008 se hizo en abril de 2009, antes del llamado al blanqueo. Con lo cual, quien acrecentó su patrimonio encuentra una facilidad para pagar los adeudado en 2008 y 2009", justificó el tributarista.

Por último, el economista especializado en economía pública, Raúl cuello, consideró que "se le resta seriedad al sistema, ya que para los cumplidores de ninguna manera es ventajoso estar al día con las obligaciones tributarias". Y se explayó: "Se está institucionalizando el pago de impuestos corrientes en cuotas, y no existen argumentos para que los contribuyentes cumplan en tiempo y forma con las obligaciones".

Comentá la nota