Gendarmería rescató en Ushuaia a una joven que era sometida a esclavitud para servidumbre.

Personal del Escuadrón 44 de Gendarmería Nacional allanó una vivienda del barrio Kaupén, en el marco de una causa que investigaba la desaparición de una joven de nacionalidad boliviana.
En el marco de ese operativo -ordenado por la jueza Federal Laura Ubertazzi- tras ingresar a la vivienda, los efectivos de la fuerza lograron rescatar a esta mujer de 26 años de edad, y detuvo a una pareja que mantenían en situación de encierro y estado de esclavitud a la joven, para el servicio de servidumbre. Se supo que los detenidos son los propietarios del lugar y que la muchacha hace cuatro años había llegado a la ciudad capital. Se conoció además que el operativo estuvo contemplado por la Ley 26364 sobre Trata de Personas, pero tuvo un vuelco al encontrarse además billetes falsos y restos óseos que están siendo peritados.

Todo surgió a través de una denuncia telefónica que habría recibido la Secretaría de Derechos Humanos de la Nación, que tomaron inmediato contacto con la Justicia Federal en la capital fueguina, ante la presunción que había sido raptada para ser sometida a la prostitución.

Tras ser rescatada, ante las autoridades de Gendarmería la mujer habría indicado que además de trabajos de servidumbre, también la hacían trabajar en una obra en construcción, en donde además se encontraron a una decena de personas también de origen boliviano por lo que esto podría derivar en las próximas horas en un control migratorio sobre éstas personas para conocer su situación.

En el allanamiento realizado este miércoles durante la madrugada, según trascendió, además se detectó una cantidad importante de billetes de moneda extranjera, lo que al momento de contabilizarse resultaron unos 300 dólares apócrifos.

Pero también se habría hallado un envoltorio con restos óseos, que por estos momentos está siendo peritado por especialistas de Gendarmería para determinar si se trata de restos humanos.

El comandante principal Carlos Cáceres confirmó el procedimiento e indicó que detuvieron a la pareja de propietarios, que al ver a los gendarmes intentaron ocultar a la víctima.

Indicó que la mujer tiene 26 años y que al momento de llegar al lugar los uniformados la encontraron “muy asustada por la situación de presión en que vivía”, por lo que en principio creyeron que no hablaba español.

“Pero luego fue puesta a salvo, con contención, se tranquilizó y relató lo que estaba sufriendo”, agregó Cáceres.

También confirmó que en la vivienda encontraron una bolsa con restos oseos e investigan si se trata de huesos humanos, y también dólares que presumen falsos.

Evitó dar mayores precisiones en función del secreto de sumario que impuso la jueza federal subrogante Laura Ubertazi, quien dirige las investigaciones que comenzaron con una denuncia telefónica a la Oficina nacional del delito de Trata.

La casa allanada está en el humilde barrio Kaupén, unas 30 cuadras al sur del centro de Ushuaia, en un sector montañoso de la ciudad.

Comentá la nota