Gendarmería Nacional secuestró 300 kilos de cocaína en La Caldera

Efectivos de la Agrupación VII de la Gendarmería Nacional realizaron ayer a la tarde un exitoso procedimiento que permitió la detención de dos narcotraficantes, cuyas identidades se mantienen en reserva, y el secuestro de dos camionetas con doble fondo, en las cuales los delincuentes transportaban 300 kilos de cocaína.
"El operativo fue el resultado de más de dos años de investigaciones", declaró el comandante Claudio Domenichi.

Según lo revelado, la investigación se inició en el año 2007 y está a cargo del juez federal de Orán, Raúl Reynoso, quien ayer, a partir de movimientos seguros de que la banda estaba transportando droga a Salta, movilizo a gendarmes de la unidad de inteligencia y de procedimientos judiciales, quienes lograron interceptar en la localidad de La Caldera, de cornisa, a las dos camionetas que se dirigían a Salta con la carga oculta en un doble fondo en la caja.

Tras la detención, los gendarmes llevaron las camionetas hasta el predio que la fuerza posee en el acceso a la ciudad, donde en presencia de testigos y, entre ellos el fotógrafo de este medio, procedieron a la requisa de los rodados.

Grande fue la sorpresa al descubrir la cantidad de paquetes con droga perfectamente acondicionados en el doble fondo. "Se trata de una cantidad aproximada de 300 kilos", explicó el comandante.

En cuanto a los conductores de los rodados, lo que se supo es que se trata de dos ciudadanos argentinos, quienes serían oriundos de la localidad de Salvador Mazza, de donde habría provenido la droga.

Personal de Aduanas, según las fuentes, jugó un rol importante en la investigación. "El aporte de esta oficina en esta tarea fue clave", agregó Domenichi.

Los gendarmes sabían de la operación con diez días de anticipación, por lo que debieron movilizar varios agentes y disponer recursos que permitieron con éxito la detención de los dos narcos, aunque todavía resta dar con el resto de la banda.

Los detenidos serán trasladados hoy a la ciudad de Orán, donde quedarán a disposición del juez federal Reynoso, quien está al frente de la investigación.

"El operativo fue un éxito y es el resultado de una intensa investigación, en la cual trabajaron varios efectivos desde hace aproximadamente dos años", sostuvo el comandante Domenichi, quien ayer a la tarde supervisó la requisa de las camionetas secuestradas por personal de esa fuerza en La Caldera.

El operativo, de alguna manera, dejó al descubierto una ruta que siempre estuvo latente en materia de narcotráfico como el camino por la cornisa, en donde, por lo advertido, la policía local no tiene tanto control, ya que las camionetas recién fueron interceptadas en La Caldera.

Comentá la nota