Gatti dijo que desde la Legislatura "hay que actuar con la mayor celeridad" ante la denuncia de Piccinini sobre Sartor

El legislador del bloque Frente Democrático, Fabián Gatti, dijo que ante el pedido de la defensora del Pueblo, Ana Piccinini, al vicegobernador Bautista Mendioroz, sobre el presunto incremento patrimonial desproporcionado del legislador Daniel Sartor, “tenemos que responder con la mayor celeridad posible porque la sociedad está esperando que nosotros tomemos las decisiones y esto se dilate lo menos posible”.
Señaló que a su juicio el trámite a seguir es tratar el tema el lunes en la Comisión de Labor Parlamentaria, sustanciar un sumario administrativo que investigue la presentación de la Defensora, notificar a la Fiscalía de Investigaciones Administrativas, y si en el curso de la investigación aparece la presunta comisión de un delito “el expediente se gira al fiscal de turno o al juez que corresponda, porque ahí ya estamos en la esfera de la investigación penal”. Negó además en diálogo con la agencia APP que la defensora Ana Piccinini esté atacando al gobierno, ya que “si hay un funcionario que de repente es sospechado, que la gente dice una cosa, que dice la otra, terminemos rápidamente con la duda. Mucho más enemigo del gobierno es un funcionario sospechado que quien quiere esclarecer la situación planteando en un expediente una denuncia o un pedido de investigación”.

Dijo Gatti que “el marco donde está radicada la denuncia (de Piccinini) es la Ley 3550, que es donde la encuadró la Defensora del Pueblo, formalmente el artículo 13 que habla de un presunto incremento patrimonial desproporcionado. En este marco se desarrolla en primera instancia un proceso de carácter administrativo, no penal, que se hace en el marco de la Legislatura porque cuando el presunto infractor, que así lo denomina la ley, pertenece a un cuerpo determinado la cabeza se radica en la cabeza de ese poder”.

Indicó además que “el marco de decisión de un organismo como el nuestro, a diferencia de un organismo ejecutivo, que es un cuerpo colegiado que tiene una cabeza que es el presidente de la Legislatura, en términos generales este tipo de trámites ingresa por presidencia, se trata, se decide, en Labor Parlamentaria, como fue en su momento el pedido de la defensora del Pueblo, Ana Piccinini, de informar en el recinto o el pedido del ministro Pega de también hacerse presente en el recinto”.

Explicó a la agencia APP que “entiendo que el tratamiento es en Labor Parlamentaria y lo que debería imponerse, para mí el artículo 24 está muy claro, es dar lugar a que se sustancie un sumario, en donde se investiga la presentación hecha por la Defensora y dice la ley que en el término de 24 horas se notifica a la Fiscalía de Investigaciones Administrativas, que también es un órgano de control que tiene un trámite de carácter administrativo”

Gatti señaló además que “si en el término de la investigación aparece presumiblemente la comisión de un delito, ahí ya salimos del ámbito administrativo y el expediente se gira al fiscal de turno o al juez que corresponda, porque ahí ya estamos en la esfera de la investigación penal”.

Enfatizó que “en un caso como el otro se garantiza el derecho de defensa, todas las garantías del debido proceso”.

Señaló además que su juicio la Defensora del Pueblo no es enemiga del gobierno, sino que “está cumpliendo su tarea como organismo de control; el peor enemigo del gobierno ha sido Flavors, ha sido la comida-basura, ha sido la leche que es mala leche, no la Defensora. Afortunadamente la Defensora ayudó a esclarecer esta situación que le hacía mal al gobierno desde hacía muchísimo tiempo. Y si hay un funcionario que de repente es sospechado, que la gente dice una cosa, que dice la otra, terminemos rápidamente con la duda. Mucho más enemigo del gobierno es ese funcionario sospechado que quien quiere esclarecer la situación planteando en un expediente una denuncia o un pedido de investigación”. (APP)

Comentá la nota