Le gatilló a la cabeza de un policía y el arma se trabó

Le gatilló a la cabeza de un policía y el arma se trabó
Un joven oficial de policía que presta servicios en la seccional Cuarta eludió cuatro veces la muerte en la mañana de ayer. Milagrosamente de los cuatro disparos que le efectuaron, el último no salió por trabarse el arma que le habían apoyado en la cabeza.
Por el caso hay tres detenidos, dos conocidos hermanos con pesados antecedentes policiales y el tercero un menor de 16 años, el mismo que había recibido la pistola calibre 11.25 de parte de uno de los hermanos y que intentó asesinar a balazos al oficial de policía que forcejeaba con el adolescente para reducirlo, lo que finalmente sucedió.

Abuso de armas, homicidio en grado de tentativa y atentado y resistencia a la autoridad” son los cargos que deberán afrontar los ayer detenidos.

De milagro no salió el cuarto disparo con el arma del delincuente apoyada en la cabeza del policía

Según informaron fuentes policiales de la seccional Cuarta, los hechos acontecieron alrededor de las 10:30 de la mañana de ayer donde la policía debió acudir a un simple requerimiento de vecinos de la cuadra de calles Laferrere y Martín Fierro, en barrio Ceferino Namuncurá.

Las denuncias daban cuenta que tres individuos se encontraban a bordo de un Fiat Palio color azul ingiriendo bebidas alcohólicas y molestando a los transeúntes y vecinos de la cuadra. Al llegar los uniformados al lugar y acercarse para identificar a los ocupantes, los testimonios dan cuenta que quien estaba al volante del vehículo esgrime sin tapujos un arma de fuego y se la entrega a su joven acompañante. Este individuo desciende y apunta a los uniformados que tienen sorpresivamente que replegarse para resguardo de sus vidas.

El sujeto armado entonces comienza a correr en dirección al interior del complejo habitacional 232 viviendas y es perseguido por el oficial Viveros, a quien le efectúa tres disparos que milagrosamente no dieron en el blanco, según se informó.

De todas maneras y mientras solicitaban refuerzos de otras dependencias policiales, el joven oficial de policía logra alcanzarlo y empieza a forcejear con el sujeto armado.

Según se informa, durante el forcejeo el delincuente logra apoyar la pistola en la cabeza del oficial y jala el gatillo, pero nuevamente la suerte estuvo del lado del policía ya que después de haber disparado por 3 veces, esta vez el arma se trabó y el proyectil quedó alojado en el cargador.

Un integrante de la desaparecida ex patota de “La Laguna” con antecedentes

Mientras el sujeto armado era reducido, otros policías procedían a la detención del conductor del Fiat Palio azul, quien resultó ser un viejo conocido de las fuerzas policiales y de la Justicia penal comodorenses. Se trataba de José David Saldivia, tiene 38 años, y entre 12 y 15 años atrás fue ampliamente conocido cuando integraba la desaparecida patota de “La Laguna” del barrio Ceferino Namuncurá.

José David Saldivia también tomó repercusión pública meses atrás por haber sido uno de los sujetos armados involucrados en un grave hecho policial con integrantes del Sindicato Petrolero de esta ciudad.

Mientras lo detenían, intercedió su hermano Javier Andrés Saldivia, de 36 años, quien quiso evitar la detención agrediendo a los uniformados y también debieron reducirlo y trasladarlo a la Seccional Cuarta.

En tanto, quien disparó e intentó asesinar al oficial Viveros resultó ser un menor de 16 años cuyas iniciales son C.A.L. y quien seguramente por su edad debió ser entregado a sus progenitores, aunque también le caben las generales de la Ley por ser menor de 16 y hasta 18 años pueden ser imputados de un delito.

En tanto, los hermanos Saldivia quedaron alojados en sendos calabozos y en las próximas horas serán enviados a la oficina judicial para la correspondiente audiencia de control de detención. Durante el operativo, la policía secuestró la pistola calibre 11.25 y las vainas servidas que partieron del cargador de la misma y que buscaban como blanco un uniforme azul, se informó por último.

Coment� la nota