Gatica pedirá a Cobos que interceda ante Negri

El intendente de Jesús María recibe al vicepresidente. Ambos, expulsados de la UCR, quieren volver.
El intendente de Jesús María, Marcelino Gatica, recibirá hoy al vicepresidente Julio Cobos con todos los honores, pero no se privará de hacerle un encargo: que gestione ante el titular de la UCR, Mario Negri, su regreso al partido del cual fue expulsado en 2007 por adherir a la candidatura a gobernador de Luis Juez.

Cobos también vio la tarjeta roja en el radicalismo por compartir la fórmula presidencial del Frente para la Victoria, secundando a Cristina de Kirchner. En julio pasado desempató en el Senado en contra del proyecto oficial para establecer retenciones móviles a las exportaciones agropecuarias, motivo por el cual se convirtió en un referente opositor y en un objeto de deseo para los radicales.

Como la UCR busca la manera de que Cobos pueda regresar, para lo cual muchos le exigen que renuncie a la vicepresidencia, Gatica entiende que con él también deberían ser igual de complacientes los radicales cordobeses. Después de todo, el mendocino ya no es kirchnerista ni el jesusmariense sigue junto a Juez (tiene mejor relación con Daniel Giacomino).

«Le vamos a pedir que hable con la dirigencia de Córdoba y que le pida coherencia,porque así como a él le piden que vuelva, a nosotros no nos dejan volver, ni participar en la interna», dijo ayerGatica al adelantar a LA MAÑANA qué planea hablar con el vicepresidente en la reunión que tendrían hoy mismo o, si el visitante llega tarde, el sábado.

Además, contó que le preguntará su opinión «de la situación del país y del partido».

La agenda de Cobos recién era precisada anoche, pero de todos modos dependerá de la hora en que arribe a Jesús María. Lo ideal para Gatica es que llegue a Jesús María a las 20, para que pueda presenciar la breve sesión del Concejo Deliberante, en la que lo declararán, al igual que al gobernador Juan Schiaretti, «visitante ilustre». A las 21.30, todos serán espectadores de la inauguración del 44° Festival de Doma y Folklore, en el anfiteatro José Hernández, ubicado sobre la calle Cleto Peña (ex gobernador de Córdoba del siglo 19, tocayo del vicepresidente). También estarán en la platea los legisladores provinciales Hipólito Faustinelli y Miguel Nicolás. Anoche dudaba si asistir el concejal Ramón Mestre, quizás porque no quiere aparecer en una foto con quienes son sus rivales en la interna radical (que tendrá su capítulo electoral el 26 de abril, San Cleto en el Santoral).

El sábado, Cobos desayunará en la confitería El Cabildo con Gatica y un grupo de intendentes que integrarían Rodolfo Visintín (Colonia Caroya), Carlos Ciprian (Sinsacate), Germán Jalil (Unquillo) y Oscar Tamis (Oliva), entre otros. Al mediodía, almorzará con productores agropecuarios en la Sociedad Rural de Jesús María.

En el interín, o quizás a la tarde, le concedería una reunión a Negri. El entrerriano pidió la entrevista y ayer aseguraban que el vicepresidente quería concretarla.

Negri tiene una muy buena relación con Elisa Carrió, quien pasó de hostigar a Cobos a tender algunos puentes amigables.

A la tarde el mendocino ya debe emprender el regreso a Buenos Aires para reemplazar en la presidencia a Cristina de Kirchner, quien viajará a Cuba. No está previsto que se entreviste con Luis Juez, como hizo en su anterior paso por Córdoba, ni con Daniel Giacomino.

Enojados

El paso de Cobos por Córdoba ya provocó algunas reacciones negativas en la UCR.

El intendente de Huerta Grande, el habitualmente sanguíneo Hugo Capdevila, canalizó su bronca con ironía: “Yo también le voy a solicitar una audiencia a Cobos para preguntarle cómo hay que hacer para traicionar al partido, a ver si aprendo”. “El partido radical le ha dado todo a Cobos, lo hizo gobernador de Mendoza, así como a los intendentes K y J, y una vez que ganaron lo traicionaron”, objetó. “Me opongo rotundamente a que vuelvan al partido; que se queden donde están o que se vayan a su casa”, agregó.

Por su parte, Mario Rey dijo que “el radicalismo debe mantener su perfil opositor, y seguramente el vicepresidente, si desea volver a formar parte de la UCR, deberá ser consecuente con ello”. “No puede actuarse desde la ingenuidad o desde el oportunismo: el desencanto con los Kirchner presupone aceptar que alguna vez fueron capaces de creer que el proyecto hegemónico del matrimonio presidencial tenía lugar para la tolerancia y el disenso”, concluyó.

Comentá la nota