Gastos llamativos y un jardinero fiel

Que la provincia de Buenos Aires atraviesa por una delicada situación económico financiera y que, además, se verá fuertemente afectada por la crisis internacional, ya no es novedad. Pero sí llama mucho la atención que, en ese contexto, se esté incurriendo en gastos que nada tienen que ver con las verdaderas necesidades del Estado.

Por ejemplo, en momentos en que las grandes obras de infraestructura se encuentran totalmente paralizadas y los contratistas arrastran varios meses sin recibir un sólo peso, el Ejecutivo provincial está decidido a techar el estadio Ciudad de La Plata. Así lo afirmó la semana pasada el hermano del gobernador, José Scioli (foto).

Esa obra genera todo tipo sospechas, dado que el techo se encuentra arrumbado en el zona franca y, según afirman numerosos especialistas, no se encuentra en condiciones de ser utilizado. También surgen interrogantes por la cantidad de dinero (se estima más de 100 millones de pesos) que se invertirá en esa obra mientras la Provincia apenas está en condiciones de pagar los sueldos, por lo que distintos sectores de la oposición están preparando una catarata de pedidos de informes y algunos hasta analizan recurrir a la Justicia.

Pero eso no es todo. También siguen llamando la atención algunos gastos en los que incurre la jefatura de Gabinete, a cargo de Alberto Pérez, otro de los integrantes de la mesa chica del gobernador. A los exorbitantes gastos de publicidad y propaganda (Pérez se aumentó el presupuesto asignado en esa área en más de 6 millones de pesos en lo que va del año), ahora se le suman otros desembolsos llamativos. Por ejemplo, una persona que se encarga de realizar mantenimiento de parques y jardines (y corte de pasto), en lo que va del año recibió cinco pagos de la jefatura de Gabinete por un monto total de

$ 1.744.270. Resulta evidente que es uno de los proveedores “privilegiados” de esa dependencia.

Comentá la nota