Gastos de una campaña austera

El FCS es el que más gastos acusa pero igual está lejos del tope. El FPV no presentó el informe exigido por ley y Saadi dice no haber gastado un peso.
Con la crisis aún haciéndose sentir y tras una campaña electoral provincial que fue mucho más reñida, las legislativas nacionales parecen haberse pasado de austeras en Catamarca. Es que, de acuerdo con los informes previos presentados por los partidos y alianzas anotados en la carrera electoral los gastos -previstos- para financiar la campaña son mínimos. En algunos casos se limitan a los aportes públicos que otorga el Ministerio del Interior para el financiamiento de las campañas y, en otros, directamente no se acusa gasto alguno.

Pese a que la presentación del informe previo de campaña -10 días antes de los comicios- es una obligación fijada por la Ley de Financiamiento Partidario, de las cinco fuerzas que siguen en carrera en Catamarca, sólo tres presentaron -algunas a medias- la información exigida por la Justicia: el FCS y ocho de sus partidos socios; el FRECAFE y uno de los partidos que integran la alianza, y el MAP de Ramón Saadi con sus dos partidos miembros.

En cambio, el Frente Para la Victoria (FPV) no había cumplido hasta ayer con la presentación. Sí lo habían hecho dos de sus socios menores: el Frente de los Jubilados y el Partido Humanista. Tampoco habían cumplido con este requisito legal el Partido Autonomista y el Partido Obrero.

Sumando los gastos del FCS y sus partidos socios, la alianza oficialista acusó gastos de campaña por menos de 110 mil pesos, bastante lejos de los 750 mil pesos marcados como límite para Catamarca por la Justicia Electoral.

La Unión del Centro Democrático -que integra el FRECAFE- dio cuenta de un gasto de 7 mil pesos. Pero sin dudas, los más austeros fueron la alianza Frente Movimiento de Acción Popular (MAP) y sus dos partidos socios que, entre los tres, aseguran no haber gastado un solo peso en su campaña.

Aún queda la recta final de cara al domingo, en la que se intensificarán las actividades y, por ende, los gastos de campaña. El informe final, con la rendición definitiva de gastos de cada fuerza, se presenta 90 días después de los comicios. Entonces, quizá, sea posible conocer los números reales.

Requisitos

 La ley 26.215 exige a partidos y alianzas presentar, 10 días antes de los comicios, un informe con los gastos de campaña previstos.

 El no cumplimiento de este requisito supone una sanción, correspondiente al descuento del 0,2% diario del aporte que recibirá la fuerza para la próxima contienda.

 Los informes definitivos de los gastos de campaña deben presentarse 90 días después de los comicios.

 14 partidos perdieron los aportes públicos para campaña por no haber rendido sus gastos en la última elección.

El tope, lejos

De ser reales, los gastos acusados por las distintas fuerzas políticas catamarqueñas están lejos del límite impuesto por la Cámara Nacional Electoral, en función de la ley de Financiamiento Partidario. Para las fuerzas locales, el gasto de campaña máximo autorizado es de 750 mil pesos, número que surge multiplicar el piso mínimo de electorales (500 mil) por 1,5 pesos. Pese a que la ley prevé ese piso mínimo, Catamarca cuenta con sólo 247.379 electores.

Comentá la nota