El gasto salarial superó los 900 millones de pesos

Al mes de noviembre, el Gobierno fueguino destinó al pago de salarios y contratos más de 900 millones de pesos, sobre un total de gastos previstos de 1642 millones de pesos. El año pasado, para esa misma fecha, el gasto salarial registraba 746 millones.
Entre noviembre de 2008 y el de este año, el gasto salarial del Poder Ejecutivo registró un aumento de 156 millones de pesos, lo que representa un incremento del 20,87%. Sin contabilizar el pago de haberes correspondiente al mes pasado, ya se destinaron a ese fin 901,5 millones de pesos. Esta cifra se eleva a los 1078 millones de pesos si se le adicionan los 176,6 millones transferidos al IPAUSS en concepto de aportes y contribuciones, sobre un total de erogaciones de 1642 millones.

Descontados del total de gastos los 335,5 millones correspondientes a coparticipación a los municipios; los 87,6 millones afectados al pago de subsidios y los 25,6 millones girados a otros poderse y entes del Estado, el costo salarial del Ejecutivo representó el 83% de las erogaciones.

Del análisis comparativo del discriminado de gastos entre noviembre de 2008 y 2009, surge que los tres rubros en los que se registraron menos erogaciones fueron el de Fondos Permanentes y Anticipos (de 7,8 millones a 7,7 millones de pesos); el de pago de Letras Petrel (38,5 millones a 5,1 millones de pesos) y el de proveedores (41,7 millones a 24,9 millones).

La disminución de fondos afectados a Letras Petrel se interpreta como producto de la cancelación durante 2008 de la mayor parte de esas obligaciones contraídas por la gestión Cóccaro.

Lo que resulta llamativo es el monto destinado hasta noviembre de este año al pago de proveedores, ya que el total representa solamente un 59% de los 41,7 millones pagados a noviembre del año pasado.

Este dato puede significar que el Estado redujo sensiblemente el gasto por mejoras en los mecanismo de contratación o que sin disminuirlo está postergando el pago de esas obligaciones, y por lo tanto incrementando la deuda flotante con contratistas y proveedores, que a diciembre de 2008 rondaba los 46 millones de pesos.

Comentá la nota