El gasto en personal superó los 1,3 millones. 250 mil de horas extra

El gasto en horas extra y jornadas prolongadas en el Municipio supera mensualmente los 250 mil pesos, y representa nada menos que un cuarto del gasto total en personal.
Así surge de los datos oficiales que el propio municipio publicó en su página web la semana pasada, como un saludable acto de transparencia, pero que al mismo tiempo permite observar el considerable aumento del gasto en este rubro, si se lo compara con años anteriores.

Sin ir mas lejos, La información publicó a mediados del año 2007, que el incremento de las horas extra y jornadas prolongadas durante el último año de Rivarola había generado la alarma de los concejales: mientras en junio del 2006 el gasto en este ítem era de menos de 37 mil pesos, en junio del 2007 se gastaron alrededor de 100 mil. Tras conocerse esta situación, la presión de los concejales hizo que el gasto en horas extra se estabilizara en alrededor de 70 mil pesos mensuales.

Sin embargo, la cifra conocida ahora no tiene precedentes: en junio del 2009, el Municipio pagó la friolera de $ 266.202, 35 en concepto de "Horas suplementarias" que incluye tanto a las horas extra como a las jornadas prolongadas. Teniendo en cuenta que el total del gasto en salarios "líquidos" fue durante el mismo mes de $ 1.060.688,51, las horas extra representan casi un 25 por ciento. El gasto total en personal durante junio del 2009 fue de $ 1.342.890,86.

¿Cómo se distribuyen?

Pero el elevado gasto en horas extra no es el único detalle a tener en cuenta: la distribución de las mismas es también un dato significativo, ya que entre los 150 empleados que más cobran por este concepto se distribuye el 85 por ciento del gasto en horas. El otro 15 por ciento se reparte entre otro centenar de empleados, mientras que hay 307 municipales que no cobraron un solo peso por este concepto.

Algunos casos son significativos: hay empleados municipales que cobraron en junio sumas de hasta 4 mil pesos en horas extra, cuando sus ingresos líquidos no superan los 2 mil.

Pero además, existe la sospecha de que la mayoría de los beneficiados con el reparto de horas son afiliados al Fesimubo, el gremio controlado por los hermanos Suárez y últimamente enfrentado con Arrieta. Y no faltó quien opine que en realidad la decisión del Ejecutivo de exponer estos datos a la consideración pública, no es sino un nuevo capítulo de la pelea, y un paso previo para justificar un seguro recorte para los próximos meses, que de otro modo hubiese sido difícil de explicar a los –hasta ahora- socios sindicales del gobierno.

Pero lo cierto es que los datos publicados siembran dudas, y los propios gremios no beneficiados con el reparto son quienes siembran dudas sobre los posibles favoritismos y la falta de control de parte de los funcionarios municipales.

"Falta control y hay favoritismo"

El titular del Sindicato Municipal, Darío Serrano, admitió que el tema de la distribución de las horas extra está en la mira de su gremio, denunció favoritismos, y aseguró que "falta control".

"Uno de los reclamos que reiteramos cada vez que nos reunimos con la jefa de Gabinete es lo dispar del reparto de las horas extra. Nosotros pedimos que sea más equitativo, porque no puede ser que hay municipales que hacen 4 mil pesos sólo de horas extra, cuando otros cobran solamente el líquido", afirmó el sindicalista.

"Nosotros pedimos un mínimo de 1.500 pesos, y nos dicen que tienen que estudiarlo. Pero cuando se ve semejante desfasaje se nota que las cosas no se quieren hacer bien. Lo que gastan en horas extra se podría usar para mejorar en forma equitativa el salario de todos los municipales", afirmó Serrano.

Para el secretario del Sindicato de municipales, "hay una contradicción cuando a los empleados administrativos de 48 horas se los hace trabajar 40 porque no hay plata, mientras se gasta lo que se gasta en horas extra".

Serrano afirma que la distribución de horas extra se explica por la falta de controles en las áreas de servicio, y por el favoritismo que se hace para con un sindicato.

"Los empleados municipales trabajan 6 horas, y hacen después 3 horas más como jornada prolongada. Arriba de eso puede además hacer horas extra, pero para llegar a los montos que se cobraron algunos deberían trabajar 24 horas… es evidente que falta control, si no, no hay forma de llegar a las cifras que cobran algunos empleados", dijo Serrano, para quien también hay diferencias entre los afiliados a los distintos gremios. "Es evidente que hay diferencias, los que ganan más pertenecen al mismo gremio, eso lo sabemos bien porque los municipales nos conocemos todos", afirmó.

Comentá la nota