El gasto discrecional subirá un 45% en un año en Las Talitas

Polémica por el proyecto de Presupuesto 2009 que Morghenstein remitió a los ediles. Prevén una caída en la inversión para la escuela municipal. La iniciativa ya tiene despacho favorable de la comisión de Hacienda.
EN UNA INSTANCIA DECISIVA. El Concejo Deliberante tendrá la última palabra respecto de la propuesta que fue elevada desde la intendencia. LA GACETA / ANTONIO FERRONI | ampliar foto

La ciudad de Las Talitas es uno de los últimos municipios en debatir el presupuesto 2009. Al igual que en 2008, el proyecto se tratará en la segunda mitad del año. Para colmo las cifras que fijó el intendente, Luis Morghenstein (PJ) generaron una polémica por un aumento de la partida de gastos discrecionales.

La previsión del gasto para "Bienes y Servicios No Personales (partida 12) figura con una suba del 45% respecto de 2008. Antes era de $ 6,7 millones y ahora trepará a $ 9,7 millones. En tanto que el monto global es de casi $ 60 millones, según el proyecto oficial que ayer tuvo despacho en la comisión de Hacienda, que preside el concejal Miguel Sánchez.

Hasta ahora, la votación parece estar dividida. Sobre un total de 10 concejales, hay un grupo de cinco ediles que no aceptaron los números que envió el intendente. Este grupo está integrado por Marcos Kristal, Luis Córdoba, Juan Carlos Abregú, José Maná y Roberto Martín. "Hay una posición tomada. Queremos que el secretario de Hacienda, Mario César Cecotti, se presente en el Concejo Deliberante para explicar los gastos", afirmó el concejal Córdoba.

El edil planteó, a modo de ejemplo, que quieren saber por qué el gasto para "Honorarios a terceros" es de $ 334.000; por qué la partida para "Comunicaciones" (el gasto por telefonía) es de $ 198.000, y por qué se prevén erogaciones por $ 264.000 en "Publicidad y propaganda".

Córdoba mencionó que, en contrapartida, todos los años se reduce la partida para la escuela municipal. "En 2008, tenía previsto una inversión de $ 130.000, pero ahora se bajó a $ 80.000", precisó.

El grupo de cinco concejales que objetó las cifras oficiales podría desarmarse antes del inicio de la sesión. Según trascendió, ayer el concejal Martín manifestó sus dudas respecto de mantenerse distanciado de la intendencia y cambiaría de parecer para avalar el proyecto.

Polémico veto

El Concejo Deliberante había aprobado a fines del mes pasado una norma en la que estableció que el intendente Morghenstein deberá informar al cuerpo sobre las obras públicas.

Los ediles exigieron que se precise qué obras están en ejecución, quiénes las llevan adelante, el costo de los trabajos y cuáles son los plazos de concreción. Sin embargo, Morghenstein vetó la norma y así evitó tener que dar respuestas.

En la sesión de mañana, los cinco concejales del grupo "rebelde" intentarán insistir con la medida, pero necesitan los dos tercios de los votos (siete sobre diez concejales presentes) para imponerse. Si prospera la votación, Morghenstein deberá rendir cuentas en detalle sobre las obras que se llevan adelante con los fondos públicos.

Comentá la nota