El FpV gastó cinco veces más que Cambiemos en publicidad en la elección de diputados y senadores

El FpV gastó cinco veces más que Cambiemos en publicidad en la elección de diputados y senadores

La Cámara Nacional Electoral precisó cuánto gastaron los candidatos al Congreso con motivo de los comicios de octubre El partido de José Alperovich consignó que no gastó ni un peso en concepto de “retribución a fiscales”, según revela un informe oficial

En el mes que duró la campaña previa a las elecciones nacionales de octubre, el Frente para la Victoria (FpV) tucumano gastó casi $ 2,5 millones para publicitar a sus candidatos a senadores y diputados. La cifra es cinco veces mayor a los $ 500.000 que erogó por el mismo concepto Cambiemos, según informes oficiales publicados en el sitio web de la Cámara Electoral Nacional (CNE).

Si se consideran los números totales, la diferencia es menor. En aquel período, entre propaganda y gastos operativos generales para proselitismo en la provincia, el FpV dispuso de $ 3,3 millones, casi el doble que la alianza macrista, que gastó poco más de $ 1,7 millones.

Los informes de la CNE consignan ingresos y egresos en las cuentas bancarias de las dos fuerzas que cosecharon la mayor cantidad de votos en Tucumán. La campaña electoral respectiva tuvo lugar entre el 20 de septiembre y el 23 de octubre de 2015.

Los montos finales mencionados proceden de la suma de los gastos destinados a la campaña para diputados y senadores (en los documentos publicados por la CNE figuran discriminados).

En las elecciones del 25 de octubre de 2015, el kirchnerismo logró tres bancas en la Cámara de Diputados (José Orellana, Marcelo Santillán y Mirta Soraire) y dos en el Senado (José Alperovich y Beatriz Mirkin). Cambiemos, en tanto, consiguió dos escaños en la Cámara Baja (Facundo Garretón y María Teresita Villavicencio) y uno en la Cámara Alta (Silvia Elías de Pérez).

Fiscales ad honorem

Cambiemos destinó casi $ 1,3 millones, un 71% del total, a los gastos operativos de la campaña. Los dos ítems que insumieron casi la totalidad de esos fondos fueron la impresión de boletas y el pago a fiscales: $ 750.000 y $ 480.000, respectivamente.

De los $ 500.000 que el macrismo destinó a publicitar su menú electoral, $ 465.000 financiaron propaganda en la vía pública. El resto fue utilizado para pautas en medios gráficos.

En el FpV, los gastos operativos durante la campaña para parlamentarios nacionales apenas significaron el 26% del presupuesto total: $ 890.000 de los $ 3,3 millones finales. En el detalle presentado ante la CNE, el kirchnerismo indicó que destinó $ 800.000 a la impresión de boletas; los ítems “gastos por telemarketing” y “gastos judiciales y de rendición de cuentas” se llevaron los $ 90.000 restantes. En cambio, el FpV consignó que no gastó ni un peso en el apartado “retribución a fiscales”.

Por otro lado, los carteles en la vía pública que promocionaban las candidaturas del entonces gobernador Alperovich y de Orellana le costaron al frente kirchnerista casi $ 1,9 millones. Los otros $ 500.000 gastados en propaganda electoral fueron destinados a folletería, según los datos que publicó la autoridad electoral nacional.

Del bolsillo propio

Otro dato que diferencia el financiamiento de las campañas tucumanas del FpV y de Cambiemos son las fuentes de los fondos. La alianza encabezada por el PRO y la Unión Cívica Radical (UCR) utilizó exclusivamente aportes públicos, mientras que el kirchnerismo contó con donaciones privadas por un total de $ 850.000 (monto equivalente al 25% del presupuesto).

Los ocho candidatos a la Cámara Baja aportaron $ 344.000: Orellana donó $ 50.000 para su campaña; el resto, entre los que figuraban el actual ministro de Gobierno Regino Amado y el ex diputado José Alberto León, colaboró con $ 42.000 cada uno.

Los cuatro postulantes a senadores (además de Alperovich y Mirkin, integraron la lista María Tránsito Urueña Russo y el ex ministro Jorge Gassenbauer) también donaron dinero. El informe oficial indica que el ex mandatario provincial aportó $ 50.000 y el resto, $ 42.000 cada uno. Entre los ciudadanos que contribuyeron con la lista encabezada por Alperovich figura también su esposa, la ex senadora Beatriz Rojkés ($ 44.000).

La presidencial, sin datos

Los partidos políticos también tienen la obligación de publicitar cuánto dinero destinaron específicamente a la campaña de sus candidatos presidenciales para los comicios de octubre (quedan excluidos los gastos previos a las primarias y al balotaje). Sin embargo, Cambiemos no informó cuánto dinero destinó a promover la candidatura de Mauricio Macri en Tucumán.

La alianza kirchnerista gastó $ 1,6 millón en promocionar la postulación del entonces gobernador bonaerense Daniel Scioli. El dato llamativo es que la totalidad de esos fondos provino de aportantes privados, entre los que no constan dirigentes oficialistas de primera ni de segunda línea. En total, según el informe, 36 donantes contribuyeron con entre $ 10.000 y $ 50.000. El documento de la CNE da cuenta de que el FpV erogó $ 1,1 millón en publicidad y poco menos de $ 500.000 en gastos operativos.

Coment� la nota