En lo que va del año, el gasoil ya subió 17%

YPF lo elevó $ 0,10 para llegar a $ 2,69 el litro en Mendoza. También se esperan incrementos en las naftas.
Para el sector, sólo es cuestión de días para que un nuevo aumento de precios de las naftas se haga realidad en Mendoza, como ya lo es en Buenos Aires. Por lo pronto y como anticipo, el litro de gasoil ya recibió un incremento del 4% en las estaciones YPF locales: desde ésta semana cuesta $ 2,69 por litro, y ya acumula una suba de 17% en lo que va del año. Hasta diez puntos o 2,5 veces más que la inflación acumulada durante el mismo período.

Comparar con la variación general de precios de Mendoza lo confirma: en los primeros siete meses del 2009 la Canasta Alimentaria subió 4,4% y alcanza al 1 de agosto los $ 1.036. En tanto, la Canasta Básica (parcial) entre enero y el 1 de agosto se elevó 6,9% hasta llegar a los actuales $ 2.278, según las mediciones de la UNCuyo.

Cuando se complete la modificación de las pizarras electrónicas en las estaciones de servicio con el ajuste esperado para la nafta súper y la Fangio (en Buenos Aires fue de 1,5%), se habrá confirmado la tercer alza a partir de marzo pasado.

Si bien la evolución de las cotizaciones indican que comercialmente recupera terreno, desde YPF justifican el nuevo ajuste en una transferencia de la demanda por retracción de la competencia, y consideran que la baja en las entregas de las otras compañías "es notoria".

"Hay un esfuerzo para mantener el abastecimiento ante un aumento en el porcentaje de mercado que exige más desde la logística" señaló una fuente de la compañía.

El anterior retoque había sido el 29 de junio. En medio del "efecto elecciones", los mendocinos se desayunaron con otro "reacomodamiento técnico de los precios", como eufemísticamente lo explicó YPF.

En esa ocasión se atribuyó a un acuerdo para elevar la rentabilidad de las estaciones, sobre todo las más pequeñas (que comercializan menos de 200 mil litros en total por mes). A ellas YPF les concedió 1,2% más retroactivo a mayo, con lo que el margen de ganancia se colocó por encima de 8%. Mientras que para las grandes la suba fue de 0,1%.

El contexto del mercado internacional, con el valor del crudo en baja, marca un contraste con la realidad local. Ayer el barril cerró por segundo día consecutivo en U$S 68,05, tras caer 2,7% el martes.

Mientras tanto, en la calle queda demostrado que lo único que cambia para los automovilistas son los valores en surtidor. Algunas condiciones, como la aplicación de cupos en las entregas de combustible desde la Destilería de Luján de Cuyo, que en ocasiones se traslada a los consumidores, dejaron ya de ser coyunturales.

"El camión tendría que haber venido ayer. Y ya desde anoche (por el martes) nos quedamos sin gasoil", explicaba ayer el encargado de una estación cercana al microcentro, donde asumen que de los 11 mil litros solicitados recibirán entre 2 y 3 mil menos.

En otra boca de expendio de Las Heras reconocen que la venta ya se limita $ 50 por carga, de lo que sólo zafan las cuentas corrientes.

Por la tarde, mientras esperaban otro envío desde la Destilería de Luján, los empleados administraban así el volumen remanente.

Sin embargo, un vocero de YPF desmintió la situación y las quejas de los estacioneros. "Por el contrario, se están incrementando las entregas con respecto a 2008", consignó la fuente pero sin dar cifras.

En cuanto a las naftas, tanto la petrolera como los operadores asumen que el incremento llegará de un momento a otro, aunque no con precisión sobre cuánto podría subir y cuándo ocurriría.

Hasta ahora, los precios en surtidor suman más de 13% de suba en lo que va del año; teniendo en cuenta que la frecuencia de los ajustes ha sido bi y trimestral, todo indica que en los bolsillos de los automovilistas el cierre del 2009 se sentirá más que la inflación anual, proyectada en un 15%.

Comentá la nota