Gases lacrimógenos, destrozos y cinco lesionados en violentos episodios frente a Desarrollo Social

Lo que había sido anunciado como una movilización más de reclamo del Movimiento Barrios de Pie terminó ayer en hechos de violencia frente a la sede del Ministerio de Desarrollo Social, en Avenida 25 de Mayo y Calle 1 que arrojó cuatro efectivos policiales y una manifestante con heridas leves y destrozos en el edificio gubernamental.
En el intento de lograr poner orden la policía antidisturbios arrojó gases lacrimógenos, lo que produjo aún más el enojo de los manifestantes. El enfrentamiento entre la policía y los manifestantes podría derivar en la renuncia del subsecretario de Derechos Humanos, Carlos Martínez, líder el Movimiento Barrios de Pie.

Tanto el Movimiento piquetero como la Subsecretaría de Desarrollo Social y la Policía dieron sus versiones de los hechos. Las de estos dos últimos son coincidentes y totalmente opuestas a lo que dice Barrios de Pie.

Versión policial

Según la policía los manifestantes, alrededor de 120 personas, llegaron al lugar a las 10.30 para ser atendidos por la ministra en reclamo de ayuda para unos 2.000 niños atendidos en los merenderos. Las autoridades de la dependencia pública anunciaron analizaban la situación y los atenderían. Mientras tanto, a medida que pasaba el tiempo el clima se exaltaba y cuando se les dijo que la ministra no estaba, comenzaron a golpear el portón de chapa, el que comenzó a desprenderse de sus rieles guías, con el riesgo de caer sobre la vereda y aplastar a algunos de ellos. Cuando la policía quiso intervenir para resguardar su integridad, un grupo comenzó a agredir a los agentes, resultando herida una empleada policial de la comisaría segunda. Enseguida para evitar males mayores se dispuso un cordón humano con efectivos del grupo antidisturbios. Cuando se encontraban tomando posición, fueron agredidos con las tacuaras que hacían de asta de las banderas. Como los disturbios crecían y resultaron heridos tres efectivos más, la policía debió apelar al uso de gases lacrimógenos, logrando el repliegue de los manifestantes que en su retirada arrojaron todo tipo de elementos sobre la policía.

Cuando se impuso la calma, los referentes de Barrios de Pie fueron recibidos por los funcionarios encabezados por la subsecretaria Elsa Codutti, pero en momentos en que se encontraban dialogando, el referente del grupo, Walter Obes recibió un llamado al celular y de inmediato se retiró del lugar. Al momento de retirarse los miembros del movimiento volvieron a arrojar proyectiles.

Lo que dice Codutti

La subsecretaria Elsa Codutti detalló los hechos ocurridos esta mañana en el Ministerio, coincidiendo en forma total con la versión policial. Dijo que atendieron a Barrios de Pie y que estaban acordando el horario de entrega de las mercaderías cuando Obes recibió un llamado, se levantó, recogió documentación y se retiró insultando al personal y amenazando a funcionarios. Así, destacó que desde la cartera se sigue apostando al diálogo.

Según detalló la subsecretaria, antes de ser recibidos, integrantes del movimiento Barrios de Pie provocaron disturbios en el frente del edificio, rompieron el portón, desprendieron una de las rejas de las puertas de acceso y comenzaron los empujones hacia el personal policial. “En el descontrol, la policía hizo uso de gas lacrimógeno y una vez que se calmaron se atendió al señor Obes y a otra integrante del Movimiento”, explicó.

“Cuando ellos tomaron la decisión de irse, nosotros les consultamos cuál era el inconveniente que tenían para seguir dialogando, teniendo en cuenta que faltaba nada más que poner el horario de la entrega, ya que íbamos a movilizar gente que tendría que estar de asueto, para hacerlo de manera más ágil y ordenada. No escucharon razones y se fueron, así que nosotros en ningún momento cerramos el diálogo ni nada por el estilo”, reflexionó.

Codutti informó que desde Desarrollo Social se viene asistiendo a este movimiento mes a mes, pese a los reiterados inconvenientes que producen en cada manifestación. “Sinceramente no entiendo las razones de esta persona ni de dónde vino ese llamado telefónico”, reconoció la funcionaria y agregó: “Yo creo que fue una orden de levantarse y cortar el diálogo, porque automáticamente cerró su celular, se levantó y reaccionó de esta forma”.

La subsecretaria dijo que está demostrado que todos los funcionarios del administrativo”, aseveró Codutti. “Esa documentación la trajo recién hoy y no estaba completa. De cualquier manera, se la aceptábamos, previo compromiso de que la completen en el transcurso de la semana que viene”, añadió.

Comentá la nota