Garré vetó la soja

La ministro de Defensa paralizó el cultivo en predios de las tres Fuerzas Armadas y también en aquellos situados en adyacencias de barrios militares
La resolución MD 367, fechada y divulgada este lunes por Defensa, promueve la renegociación de las condiciones de contratos vigentes para adecuarlos a la disposición y señala que "no son neutros" los efectos de ese cultivo en el medio ambiente y la salud.

"La razonabilidad de dicha adecuación deberá estar fundada por un dictamen o informe del INTA o de un profesional matriculado en la materia", según el texto, que requiere a las Fuerzas Armadas "informes mensuales" sobre el cumplimiento de la resolución.

En sus considerandos, la resolución recuerda que "en el Convenio específico que instrumenta la relación de cooperación del INTA con el Comando de Remonta y Veterinaria del Ejército Argentino se establece como objetivo la elaboración de relevamientos e informes sobre la aptitud de uso de las tierras y

el diseño de propuestas de utilización productiva sustentables económica y ambientalmente".

Los contratos aludidos por la resolución MD 367 corresponden a predios rurales ajenos a la jurisdicción del Comando de Remonta y Veterinaria.

Buena parte de los mismos "devienen en la implantación de soja transgénica, dependiente de un paquete asociado a herbicidas, cuyos efectos no son neutros para el medio ambiente y la salud de las personas", subrayan los considerandos de la resolución.

Comentá la nota