Garramuño advirtió que "Ríos aún no supo torcer el rumbo"

El intendente de Río Grande, Jorge Martín, recibió ayer al ex jefe del Ejecutivo municipal de Ushuaia, Jorge Garramuño, con quien analizó la actualidad provincial. Cabe mencionar que ambos mantienen una aceitada relación desde cuando compartían funciones ejecutivas.
RÍO GRANDE.- El intendente de Río Grande, Jorge Martín, recibió ayer al ex jefe del Ejecutivo municipal de Ushuaia, Jorge Garramuño, con quien analizó la actualidad provincial. Cabe mencionar que ambos mantienen una aceitada relación desde cuando compartían funciones ejecutivas.

Según consigna el portal de noticias ActualidadTDF.com.ar, Garramuño sostuvo en referencia a la situación provincial que "hace tiempo dije que caminábamos hacia el abismo y la situación no mejoró en nada", y consideró que "la gran culpa de esta realidad se la debemos al megapase de Jorge Colazo".

"La situación provincial ya era delicada cuando estábamos en campaña y en aquel momento dije que íbamos caminando hacia el abismo y el rumbo aun no se modificó", evaluó el referente del MPF.

En ese sentido, si bien consideró que "Fabiana Ríos no es la gran responsable", remarcó que "preocupa que no haya cambiado el rumbo y que tenga viejas mañas que cuando ella era oposición lo planteaba sistemáticamente en base a denuncias penales".

Al respecto, cuestionó que "ahora que son oficialismo parece que ya no es tan malo no enviar dinero al IPAUSS o a los municipios", por lo cual "eso que la gobernadora hace es un delito gravísimo y no se por qué la Justicia no actúa, porque en esta vorágine Ríos se está llevando a la rastra a los municipios".

No obstante, insistió con que "el gran punto de quiebre de esta situación caótica fue el megapase de Jorge Colazo con la complicidad de los legisladores del ARI y la posterior fragilidad de la gestión de Hugo Cóccaro".

Para Garramuño, "haber aumentado la masa salarial de forma tan irresponsable fue el principio del fin para esta provincia". Y concluyó: "Tuvimos una carpa en el Municipio de Ushuaia pidiendo un megapase y no dimos el brazo a torcer. Eso era lo que había que hacer".

Comentá la nota