El Garrahan, en una red virtual

El Garrahan, en una red virtual
Ayer se realizó la primera conexión de su servicio de telemedicina; fue con un hospital neuquino
El hospital Garrahan logró finalmente poner en marcha lo que hace doce años era apenas un sueño: brindarles atención a todos los pacientes del país, pero sin tener que viajar a Buenos Aires, faltar al colegio ni separase durante meses de sus familias.

Lo hizo ayer con una comunicación en tiempo real con médicos neuquinos de otro hospital de referencia. De ese modo, el aula M del segundo piso del Garrahan se convirtió al mediodía, durante poco más de una hora, en casi un estudio de televisión con imágenes y sonido de alta definición.

"La inauguración de este programa es el inicio del cumplimiento del sueño de conectar al hospital pediátrico de referencia nacional con todo el país. Soñamos que lo que estamos haciendo con Neuquén lo podamos hacer en los próximos cinco años con todos los hospitales de nuestro país en la era de la comunicación", dijo a LA NACION la doctora Josefa Rodríguez, directora del hospital Garrahan.

Mientras, en la pantalla de 61 pulgadas, los doctores Adrián Lammel y Teresa Kantolic seguían la conversación en la Oficina de Comunicación a Distancia del Hospital Dr. Enrique Castro Rendón, en Neuquén. El tamaño de la pantalla permite una imagen casi en tamaño real, lo que es fundamental para que los médicos puedan observar a los pacientes y hablar con los padres y con los médicos.

"En medicina, es muy importante la accesibilidad del paciente al sistema de salud y este sistema de telepresencia marca una diferencia también para todo el grupo familiar, que, en la distancia y sin viajar, puede recibir una atención continua en el hospital de su provincia", dijo el doctor Lammel, director del hospital Castro Rendón. La elección del centro neuquino no fue al azar: es uno de los más de 70 hospitales en el país a los que el Garrahan les brinda soporte diagnóstico a distancia por correo electrónico. Ambos equipos se conocen desde hace años.

El sistema de comunicación a distancia del Garrahan funciona desde hace más de 12 años. En ese tiempo, se abrieron 80 oficinas para trabajar junto con su Programa de Referencia y Contrarreferencia. "Venimos trabajando en la consulta sistemática a distancia con el fax, el correo electrónico y más recientemente con la videoconferencia -explicó el doctor Luis Carniglia, responsable del programa-. En este paso superador, con este sistema de telepresencia, nos permitirá formar una verdadera red nacional de atención pública."

En esta etapa piloto, confirmó el especialista, seguirán recibiendo las consultas por fax y por correo electrónico desde el Servicio de Pediatría del hospital neuquino, y luego de hacer la misma consulta, pero mediante la telepresencia, documentarán la efectividad más el ahorro de costos de traslados y alojamiento de las familias de los pequeños pacientes.

En la etapa de prueba del nuevo sistema, más del 90% de los diagnósticos virtuales coincidieron con los diagnósticos presenciales, con un alto nivel de satisfacción de médicos y familiares de los pacientes.

"Algunos casos de muy alta complejidad, que no podemos resolver acá, las compartimos con el Garrahan -comentó la doctora Kantolic, jefa del Servicio de Pediatría del hospital Castro Rendón-. Pero cuando es necesaria alguna intervención quirúrgica o un examen presencial del paciente, tenemos que derivarlo. En esos casos, la derivación se va a reducir mucho. En resumen, va a mejorar el cuidado de los pacientes y a generar un ahorro que, esperamos, que se pueda reinvertir en otras cosas."

Aunque el sistema será útil para realizar una interconsulta al instante sobre cualquier problema, enfermedades, como las oncológicas, las malformaciones congénitas, los problemas dermatológicos, respiratorios complejos, las enfermedades que afectan a varios sistemas a la vez o los trastornos del desarrollo, serán los primeros en la lista de los profesionales neuquinos.

"Qué mejor que una pantalla para que el médico pueda ver al chiquito y hablar con los padres en directo", dijo Kantolic. Y Carniglia agregó: "La riqueza informativa de lo visual y lo gestual en la comunicación es fundamental para un buen diagnóstico".

Comentá la nota