La garrafa subsidiada es más cara a domicilio y en el interior, llega inclusive a treinta pesos

La garrafa de 10 kilos desde octubre del año pasado, supuestamente está disponible en mostrador al precio subsidiado.
A domicilio cuesta entre tres y cuatro pesos más. Los consumidores en aquel entonces, se mostraron conformes con la medida. Pequeños comercios que revendían tubos de gas, podrían dejar de hacerlo porque les queda ahora un margen de ganancia menor

La garrafa de 10 kilos supuestamente está disponible a 16 pesos en los centros de distribución de las distintas empresas del medio, aunque el costo final se incrementa entre tres y cuatro pesos cuando ésta debe ser llevada a domicilio. Puesta e instalada en una vivienda, el tubo vale 20 pesos.

Más caro hasta con el subsidio

Lo cierto es que el tubo de diez kilos, en el interior puede llegar a costar, según indicaron diversos usuarios que se comunicaron con "El Comercial", con el subsidio otorgado por el Gobierno nacional a las productoras y fraccionadoras de ga, hasta 30 pesos, lo que no permite que el producto ya llegue con un precio diferenciado a las firmas distribuidoras.

El abastecimiento

Aunque el abastecimiento estaba siendo denunciado hasta hace poco insuficiente, ahora parece haberse normalizado, aunque las denuncias de que existen diversos sobreprecios siguen llegando desde el interior provincial.

Por ejemplo, desde la zona oeste, puede llegar a costar hasta 30 pesos, en la zona sur, hasta 25 pesos. Lo que deja a las claras que el tema del subsidio, a algunos comerciantes, parece importarles muy pocos o bien, ven en esta situación una manera de obtener pingues ganancias que por el monto, duplican y hasta las triplican.

Comentá la nota