Garicoche: "No me caben dudas que los que manejaron el sindicato, se han favorecido antes que contribuir al bienestar de los afiliados"

El permanente clientelismo político llevado a cabo por Juan Domingo Gamarra, actual y cuestionado dirigente mercantil, en los últimos 12 años ha deslucido la representatividad del gremio en la provincia de Formosa, además de confinar a sus afiliados al abandono.

A poco de cumplirse un año de la conformación de un nuevo grupo de dirigentes mercantiles formoseños, que próximamente intentará estar al frente del Sindicato de Empleados de Comercio de Formosa y la delegación local de la Obra Social OSECAC, que por más de una década, sin permitir la participación democrática de otras listas, está en poder del ex diputado peronista Juan Domingo Gamarra.

Al respecto Ángel Blasich, Presidente del Movimiento Nueva Esperanza Mercantil de Formosa, expresó: "La realidad nos muestra que hoy, el sindicato es Juan Domingo Gamarra y su grupo de amigos, quienes gozan de todos los beneficios a costa del sacrificio y el aporte de todos los empleados de comercio de Formosa".

Además continuó diciendo: "Inclusive, cuando en su momento tuvo que salir a defender a los trabajadores, en conflicto, lo hizo muy mal, y para colmo al poco tiempo prácticamente los abandonó a su suerte. Hoy muchos de esos empleados que confiaron en él, están en la calle".

También se refirió: "Viendo lo que sucede a nivel nacional, donde la Justicia, está esclareciendo el accionar inescrupuloso de algunos sindicalistas y su entorno, estoy totalmente de acuerdo que este tipo de investigaciones lleguen hasta las últimas consecuencias. Porque muchas veces son las malas acciones y conductas de los dirigentes, que en definitiva perjudican a los afiliado de un sindicato y su obra social respectivamente".

Finalmente Ángel Blasich, dijo: "Con respecto a la celebración del día del empleado de comercio, el próximo 26 de septiembre. Nuestro movimiento reclama, que se realice la fiesta en tiempo y forma; con una mejor organización que en los años anteriores. Y que la misma sea una fiesta exclusiva para la familia mercantil formoseña. Y no solamente para los familiares y compinches de Juan Domingo Gamarra".

Criticas a la conducción gremial

Por su parte Juan Rojas, Vicepresidente del Movimiento Nueva Esperanza Mercantil de Formosa, sostuvo: "Hace más de 20 años que me desempeño como empleado en el comercio formoseño.

Y sinceramente nunca estuvimos tan, pero tan mal, como con la conducción de Juan Domingo Gamarra. Es más, su manejo al frente de nuestro sindicato nos ha retrasado casi cincuenta años, en cuanto a reivindicación de derechos laborales.".

Finalmente Juan Rojas, puntualizó: "Este señor Gamarra, siempre alardeó del supuesto poder que lo apañaba; hasta llegaba a transmitir terror a quienes lo enfrentaban por pensar diferente.

Es hora de un cambio en nuestro gremio y por eso conformamos este grupo de trabajo; compuesto por empleados comunes que desempeñan sus labores en los distintos comercios de la ciudad de Formosa".

Por su parte Ramón De Villán Garicoche, Secretario General del Movimiento Nueva Esperanza Mercantil de Formosa, comentó: "No me cabe dudas que algunos de los que manejaron estos últimos años el sindicato, se han favorecido antes que contribuir al bienestar de los afiliados.

Recuerdo que cuando al actual responsable del gremio mercantil formoseño, lo propusieron para diputado provincial. En sus discursos prometió que iba a trabajar para mejorar las condiciones laborales de los empleados de comercio de Formosa. Los miles de compañeros mercantiles, inocentemente le creyeron. Sin embargo una vez en el cargo, se olvidó de cumplir todas sus promesas".

Continuó diciendo, "…Inclusive buscó codearse con dirigentes barriales y trabajadores sociales, de buena aceptación en la comunidad, para aprovechar mediante una donación, que no sacaba de su bolsillo, sino de los trabajadores mercantiles, para aparecer en los medios".

Finalmente Ramón De Villán Garicoche, dijo: "La vanidad, no lleva al ser humano por el buen camino. Como gremialista, para mantenerse eternamente en su cargo, Juan Domingo Gamarra, utiliza la dádiva y el clientelismo político, aprovechándose de la necesidad de los trabajadores".

Comentá la nota