Garciarena renunció a la posibilidad de percibir antigüedad en su función de concejal

Mediante una nota presentada ente el Presidente del HCD, la Secretaría de Economía y Hacienda y la Dirección de Contaduría, el Dr. Diego Garciarena presentó la renuncia indeclinable a la posibilidad de percibir antigüedad en su función de concejal del Partido de General Pueyrredon.
En el texto, el edil kirchnerista explicó que "de la interpretación armónica del artículo 92 de la L.O.M. surge que los ediles tenemos la posibilidad cierta y concreta de renunciar a la percepción de la dieta y por ello deviene razonable y legal renunciar a una parte de ella, ya que como manda una pauta interpretativa ha de aplicarse la máxima 'quien puede lo más puede lo menos'".

Y remarcó que "por ello ningún impedimento legal existe al derecho de renunciar al rubro antigüedad, toda vez que el mismo pasaría a integrar la dieta y por ello, en ejercicio de mis derechos, renuncio a percibir el porcentaje de mi dieta que corresponda en concepto de antigüedad. Entiendo que la carga pública que ejercemos como concejales ha de regirse por el principio republicano de la periodicidad y reconocer la antigüedad con categoría de compensación económica conspira contra dicho principio.

Agregó que "el cómputo de la antigüedad incluya otras funciones públicas o ejercicio de la docencia rompe el principio de igualdad, toda vez que aquel ciudadano que desempeñó sus tareas laborales en el ámbito privado y resulta electo Concejal va a sufrir una discriminación económica en su dieta respecto de otro ciudadano que acumule años como empleado público, aunque hayan asumido el mismo día, es decir aunque tengan la misma ‘antigüedad’ como Concejales".

Comentá la nota