García sigue trabajando en prevención de la violencia familiar y abuso sexual infantil

La directora de Niñez, Adolescencia y Familia, Mercedes García Chorén, hizo un balance de lo que fue el 2009 para su cartera. A la distancia ve cómo de a poco se fue reorganizando el grupo de trabajo, ya con vistas a este 2010 que, según contó, empezó mucho más movido de lo se preveía.
¿Qué balance hacés del 2009?

- En general el balance es positivo, en cuanto al número de atención de casos y que se pudieron trabajar en situaciones donde había niños con derechos vulnerados. En lo que va desde la implementación del servicio local, que es uno de los servicios que tiene la Dirección, tenemos más de 1.600 chicos que han pasado por el sistema de promoción y protección, con los cuales se ha trabajado de manera interdisciplinaria con todo el equipo que tenemos.

El año pasado, y este también, se ha apostado fuertemente por los programas de promoción, con cuatro grupos de adolescentes en talleres de capacitación laboral, un total de 80 chicos. Está el programa de la orquesta-escuela, que estuvimos trabajando el año pasado junto con la Dirección de Cultura y con la Escuela Nº 40, que fue altamente positivo, con más de 60 chicos en el programa.

Avanzamos con el programa de fútbol barrial, seguimos en los cuatro barrios que estábamos trabajando, con participación de los chicos dentro de los campeonatos de fútbol locales y provinciales, con el proyecto para este año de un trabajo que tenemos pensado con el Club Argentino que tiende a incluir muchos chicos más. Todas las actividades que hacemos tienen que ver no sólo con la práctica deportiva en sí, sino con toda la visión social que le incorporamos en el trabajo con lo que tiene que ver con la prevención de la violencia doméstica, el abuso sexual, el consumo de drogas, que permanentemente lo trabajamos con chicos de entre 5 y 18 años.

También está el programa Incluir, que es un programa municipal que tenemos para adolescentes en conflicto con la ley penal, que tiende a la reinserción de estos chicos en diferentes ámbitos; el trabajo fundamental en lo que es la responsabilidad social de los delitos que cometen, que se ha visto ampliado con otro grupo de adolescentes en Villa Diamante, el proyecto ahí anduvo muy bien, en esto nos ha acompañado la gente de la Sociedad de Fomento de Diamante; y el proyecto de la bloquera donde trabajamos con adolescentes más grandes en inserción laboral.

¿Cuál te parece que fue el punto más flojo que tuvieron en 2009 y que tienen que mejorar en 2010?

- Creo que hay que fortalecer el aspecto promocional, en lo que es la parte asis-tencial, que lo venimos haciendo desde la imple-mentación de la nueva ley en 2007. Estamos fuertes en eso, tenemos un equipo de profesionales importantes, sobre todo cuando lo comparamos con otros servicios locales de la zona, creo que somos el servicio local que más personal tenemos. Durante el año solemos hacer encuentros con servicios locales de Tandil, Azul, Olavarría, y en cuanto al grupo de profesionales que trabajan, vamos liderando, lo cual demuestra la voluntad del municipio en trabajar en protección de los derechos del niño, cosa que nos parece fundamental porque estamos preparando a las generaciones futuras. Hablar de 1.600 chicos bajo el sistema promoción y protección significa que seguramente hay muchos más niños que están con derechos vulnerados, y apuntamos a poder cubrir toda la población menor de 18 años que atraviesan situaciones de vulneración de derechos.

¿Ese número de 1.600 se puede incrementar mucho en 2010?

- Este número tiene que ver con las estadísticas a raíz de las entrevistas iniciales o los pedidos de intervención que surgen. Tenemos un promedio mensual de atención, entre entrevistas iniciales, seguimiento de casos e intervenciones en casos anteriores, de 400 niños mensuales, con los que estamos trabajando en el área asistencial.

Se incrementa todos los meses, pasa que hay situaciones que se van solucionando y otras nuevas que aparecen. Dentro de las problemáticas que atendemos, casi el 40 por ciento tiene que ver con situaciones de violencia doméstica, con niños que sufren situaciones de violencia verbal, física, emocional, y hemos visto incrementado en el último tiempo las denuncias por abuso sexual infantil. Son temas prioritarios para nosotros como equipo de profesionales y para el municipio trabajar estas cuestiones, porque después traen situaciones de embarazo adolescente, adiccio-nes, deserción escolar; nos parece que son las problemáticas más acuciantes y las que hay que trabajar más de fondo, trabajar en prevención de estas cuestiones, y ello tiene que ver con la difusión de los derechos de los niños, de las mujeres, saber que hay un lugar donde estas situaciones se reciben, se trabajan.

Estamos trabajando en forma coordinada con Fiscalía local, también con el Juzgado de Paz y con el Hospital. Cuando aparecen estas situaciones se pone un mecanismo en marcha que tiende a proteger a las víctimas, en nuestro caso fundamentalmente a los niños.

¿Este tipo de problemáticas se da más en los barrios que en la planta urbana o se equipara?

- No, esto no diferencia clases sociales, ni barrios; las situaciones de violencia intra familiar no distingue ningún tipo de clases sociales. En los casos que hemos trabajado de abuso sexual en niños, también ha sido en barrios y en planta urbana. En clases medias suele ser más difícil que se animen a pedir ayuda por una cuestión de vergüenza, y la gente que está más acostumbrada a acudir a los servicios sociales son quienes enseguida vienen y manifiestan; pero en general no hay diferenciación.

¿Qué hablaste con Erre-ca sobre la continuidad y respecto de en qué habría que incrementar o poner el punto este año, y qué respuesta has tenido de él?

- Con el intendente estuvimos evaluando cuáles serían los puntos a fortalecer, le planteamos esta cuestión desde lo promocional y lo preventivo, con lo cual nos dio apertura para poder implementar los programas que creamos necesario. Estamos trabajando en esto, para marzo vamos a poder difundirlo masivamente con un programa local que tiene que ver con esto.

¿Qué esperás para el 2010?

- Estamos bien, tuvimos una situación particular el año pasado por la escasez de profesionales, por lo que costó mucho seguir llevando adelante la tarea, pero este año no habría necesidad de nuevas incorporaciones. Incluso cuando hacemos estas reuniones de servicios locales, que siempre surgen en general las mismas problemáticas en todas las ciudades, de violencia, de abuso sexual, siempre trabajamos en conjunto con Fiscalía, que le da especial importancia a casos donde hay niños con derechos vulnerados de abuso y de violencia.

Se ha implementado un sistema que tiende a evitar que los chicos sean sometidos varias veces a interroga-torios y declaraciones, generalmente las denuncias comienzan aquí, orientamos a que vayan a la Comisaría a hacer la denuncia. Y cuando se inicia en Policía, hemos dispuestos a través de determinados medios tecnológicos que las declaraciones a los niños se tomen en presencia de servicio local, siempre en presencia de la psicóloga, para que sea lo menos traumá-tico para el chico, previo algunas entrevistas y forta-lecerlo para esto, y de esta manera evitar lo que comúnmente se hace, y que se realiza 10 meses después de ocurrido el hecho, lo cual somete a los chicos a revivir todo esto, con personas que no conoce, en otra ciudad.

Pensando en la protección de estos niños, surgió de Fiscalía, y nosotros la acompañamos, esto de tomar declaraciones en el servicio local, que es un ambiente conocido para los chicos; se presenta personal de Fiscalía con cámaras y se graban las declaraciones, con el objetivo de no volver a someter a los niños a interrogatorios.

¿Cómo comenzaron 2010?

- Vino bastante movidito, cuando recién iniciamos hace unos años, decíamos que enero era tranquilo; pero ya hace tiempo que enero dejó de ser tranquilo, hasta creo que vamos a tener que pensar en cambiar las vacaciones, que no sean más en enero.

Te decía, vino movido, es de público conocimiento que tuvimos una denuncia de abuso sexual de varios menores, con lo cual estuvimos trabajando mucho desde el momento mismo de tomar conocimiento. Pero estamos acostumbrados a que sea movido todo el año, en general no hay períodos de descanso en los que baja la demanda.

Comentá la nota