García remarcó que "es tiempo de diálogo, no de confrontación"

El titular del Sindicato de Trabajadores Municipales de Avellaneda encabezó esta semana un plenario de empleados comunales en el que volvió a reclamar una recomposición salarial para el sector. "Es hora de definiciones. Si no hay respuestas, se va a producir un conflicto que no beneficia a nadie", advirtió el diputado provincial oficialista.

El diputado provincial y secretario General del Sindicato de Trabajadores Municipales de Avellaneda (STMA), Rubén García, volvió a exigir un aumento salarial para los empleados comunales aunque sostuvo que "es tiempo de diálogo y no de confrontación".

"Es hora de definiciones. Si no hay respuestas, se va a producir un conflicto que no beneficia a nadie. Queremos respuestas y soluciones, pero tienen que estar a la altura de las necesidades de los trabajadores. Tenemos que dar el ejemplo. El municipio debe estar acorde a la realidad y ser modelo en gestión y fundamentalmente en la asistencia al personal. Los empleados municipales somos el motor de cualquier gestión, tenga el color político que tenga, en cualquier lugar del país", enfatizó García.

Durante el plenario que encabezó el viernes en el hall central del Palacio comunal y al que asistieron más de 800 trabajadores, el titular del STMA sostuvo que "para ser ejemplo, el municipio debe brindar no sólo una buena gestión sino también salarios que dignifiquen al trabajador y las condiciones de salubridad y seguridad laboral que marca la ley".

Mañana, según anunció García, se reunirá a las 11 la mesa paritaria para tratar la situación salarial de los 3.500 trabajadores de la comuna.

Comentá la nota