García lo niega, pero va por el radicalismo

Presionado por Kirchner y leal a la Concertación Plural, promete acompañar a Cristina hasta el final de su mandato. Sin embargo, busca abrir canales de comunicación con la UCR. Ricardo Alfonsín lo busca de aliado para enfrentar al tridente Posse, Moreau y Storani. Al "Japonés" le gusta la idea y pide internas.
El intendente de Vicente López Enrique García enfrenta un desafío político en lo que puede considerarse un momento de debilidad de su gestión, luego de la derrota electoral del pasado 28 de junio. En el 2009 las urnas no le fueron favorables y la ciudadanía no lo acompañó. El actual presidente del Concejo Deliberante, José Menoyo, fue elegido pese a que obtuvo el tercer lugar en los comicios. El "Japonés" es uno de los pocos radicales que aún mantiene el acuerdo "concertador" con el gobierno nacional.

García ratifica su acuerdo con el gobierno hasta el 2011, pero a la vez busca la manera de volver al radicalismo local. Y pide pista para la lucha interna que se hará en Junio. Todo su espacio pertenece al gran grupo de correligionarios echados del centenario partido luego de la Concertación Plural. Toda la conducción de la UCR local es opositora al gobierno comunal y la estrategia calentó el panorama.

Los dirigentes nacionales del radicalismo no parecen mostrarse demasiado puntillosos con los referentes locales y los pormenores en los distritos. Buscan seguir la máxima de sumar a cualquier precio y prefieren la "amnistía" para los que apoyaron a Kirchner en el 2007 y 2009. Ricardo Alfonsín es uno de los que pide que todos retornen y diriman diferencias dentro del partido.

Sin embargo, ni Gustavo Posse ni Leopoldo Moreau imaginan hacerle fácil el regreso. Es más, el jefe comunal de San Isidro ya tiene su propio candidato: el diputado nacional Norberto Erro.

Ernesto Sanz participó de una charla en el Comité de Distrito de Vicente López donde se mezclaron oficialistas y opositores. En ese encuentro, el ex presidente del HCD y actual Secretario de Gobierno Rubén Vecci y el concejal opositor Gustavo Debenedetti se enfrentaron cara a cara delante del presidente nacional del radicalismo como testigo.

Debenedetti es de la idea de no permitir la llegada de los "japonesistas". El intendente busca que los jóvenes y no tan jóvenes (léase Fabián Gnoffo) cuadros de su espacio, aquellos que heredarán su gestión, puedan sumarse al radicalismo y participar de una interna abierta con aquellos que siempre se le opusieron. García sabe que con la reforma política tiene las de ganar para quedarse con la conducción local. "Dije que soy radical y moriré radical, pero es muy difícil que yo vuelva a aceptar una candidatura del radicalismo", remarcó el intendente al diario Clarín y a radio 10.

"Yo no voy a dejar de venir a ningún lugar por más quilombo que haya, porque la manera de unificar a la UCR es saber cual es la pelea que tenemos que dar, identificar a los adversarios", definió Ernesto Sanz en el acto radical realizado en Olivos. Afirmó que la intención es estar "todos juntos" y agrupar a los sectores diversificados.

Sanz, sin embargo, puso algunas condiciones: "Se hará cuando tengamos la plena seguridad que todos tenemos en claro cual es el adversario principal. Esa es la única condición".

Comentá la nota