García Mena reprochó la actitud de los autoconvocados

El defensor del pueblo, Jorge García Mena, lamentó que los médicos y empleados autoconvocados, a quienes logró sentar en una mesa de diálogo con el Gobierno, el miércoles pasado, hayan emplazado a las autoridades hasta mañana para responder a sus reclamos salariales, bajo amenaza de un paro por 72 horas.
El Ombusdsman instó a los profesionales a que "dejen de lado las medidas de fuerza para sentarse a dialogar en términos razonables. Que quieten esa palabra de exigencia, para sentarse en una mesa y seamos capaces de llevar adelante una conversación constructiva y en el tiempo que sea necesario", añadió.

El funcionario advirtió que "con este conflicto se está afectando un servicio esencial, como es el de resguardar la salud de la población". Y, en ese sentido, advirtió que "la Defensoría va a seguir siempre haciendo primar ese principio del derecho a la salud de las personas por encima de cualquier interés a nivel particular, general o salarial. Nunca estuve de acuerdo con las medidas de fuerzas que conjunten el derecho de terceros, ni cortes, ni situación de presión", agregó.

Para finalizar, García Mena exhortó a los médicos y empleados autoconvocados a "que retomen el diálogo" y puso a disposición del sector y del Gobierno las instalaciones de la Defensoría del Pueblo, "de manera que se puedan aunar esfuerzos y hacer actos concretos de acuerdo entre las partes" en ese ámbito.

Comentá la nota