García Belsunce: sorpresiva y dura condena al marido

Dictan la perpetua a Carrascosa por el asesinato de su mujer; revocan el fallo de primera instancia
Para la Justicia, Carlos Carrascosa, junto con otras dos personas, asesinó de cinco balazos en la cabeza a su mujer, María Marta García Belsunce, e instaló la idea de que se trató de un accidente.

Por tal motivo, en un fallo unánime y con escasos antecedentes, la Cámara de Casación Penal de la provincia de Buenos Aires lo condenó a prisión perpetua.

En la resolución, conocida ayer, la Sala I de la Cámara calificó como "absurda y arbitraria" la sentencia del Tribunal Oral Criminal N° 6 de San Isidro, que hace dos años había absuelto a Carrascosa de la acusación por el asesinato de su esposa y sólo lo había condenado a cinco años y medio de prisión por el encubrimiento del homicidio, ocurrido el 27 de octubre de 2002 en el country Carmel, de Pilar.

A pesar de la dura condena, los camaristas no ordenaron la detención de Carrascosa, que había sido beneficiado con la prisión preventiva morigerada y había fijado como domicilio real la casa de un amigo en el barrio privado Centro Urbano Barrancas de Escobar. No obstante, fuentes judiciales anticiparon que hoy el fiscal Diego Molina Pico pedirá la detención del imputado.

Según consta en la sentencia, los jueces Carlos Natiello, Horacio Piombo y Benjamín Sal Llargués decidieron condenar al acusado sin que se hayan incorporado al expediente nuevos elementos, al considerar que los magistrados del Tribunal de San Isidro "relativizaron el nutrido cúmulo de pruebas que vinculaba y comprometía a Carrascosa con el homicidio".

Para los jueces de Casación, "por la llamada telefónica efectuada a una ambulancia a las 19.07 se puede saber con certeza que quienes estaban a la hora del hecho y en ese lugar fueron el imputado Carrascosa y al menos otras dos personas".

Con este fallo, los jueces hicieron lugar al pedido de condena que el fiscal Molina Pico formuló durante sus alegatos ante los jueces del tribunal de San Isidro, integrado por María Angélica Etcheverry, Luis Rizzi y Hernán San Martín, hace dos años en el juicio oral. En esa ocasión reclamó que se investigara a Guillermo Bártoli e Irene Hurtig, cuñado y hermanastra de la víctima, respectivamente.

Al fundar la nueva resolución, los camaristas tuvieron en cuenta los argumentos de Molina Pico, que fueron refirmados por el fiscal ante la Cámara de Casación, Carlos Altuve, y rechazaron los pedidos de nulidad y planteos presentados por los defensores de Carrascosa, Diego Ferrari y Alberto Cafetzoglus.

En su resolución, los magistrados no se refirieron al móvil del homicidio ni tampoco indicaron quiénes eran las otras dos personas que, con Carracosa, habrían sido los autores del homicidio.

Antes de que la condena quede firme, Carrascosa podrá recurrir a la Suprema Corte de Justicia bonaerense. No obstante, existe la posibilidad firme de ser detenido si se acepta el pedido del fiscal Molina Pico.

Aunque no escucharon a los casi 200 testigos que declararon durante los casi cinco meses que duró el juicio oral realizado en los Tribunales de San Isidro, los camaristas consideraron que Carrascosa estuvo en la escena del crimen, que pasó minutos antes por el club house del country y que instaló la idea de que su esposa tuvo un accidente.

Además, los magistrados concluyeron en que el imputado habló tranquilo y coherente cuando llamó para pedir la ambulancia y que, a pesar de que el cuerpo de su mujer estaba en un ambiente cerrado, no percibió "el olor que produjo la deflagración de pólvora de seis disparos de un arma".

Los jueces también se refirieron a las actitudes que algunos familiares de la víctima, que ayudaron a Carrascosa a instalar la idea que indicaba que María Marta García Belsunce había fallecido al caerse en el baño y golpearse la cabeza contra la grifería de la bañera.

"Capítulo aparte merece el tema de arrojar al inodoro, envuelto en papel higiénico, el plomo hallado debajo del cuerpo de la infortunada víctima ?también burdamente llamado «pituto»?, intentando asimilarlo a un seguro o sostén de un estante de biblioteca o placard. La excusa me parece no sólo burda sino infantil", expresó el juez Natiello.

Claves de la revocatoria

Si bien la ley establece que, al revisar las sentencias de los tribunales orales, la Cámara de Casación Penal sólo puede analizar si los fallos se ajustan o no a derecho o si violaron las garantías constitucionales, en la resolución que dictaron ayer, los magistrados Natiello, Piombo y Sal Llargués se expidieron sobre los hechos relacionados con el asesinato de García Belsunce sin haber presenciado las declaraciones de los testigos tal como se ventilaron en el juicio oral.

No obstante, el juez Natiello sostuvo que era necesario evaluar nuevamente los hechos porque el fallo del Tribunal de San Isidro que absolvió a Carrascosa había afectado "el debido proceso al violar el principio constitucional de la razonabilidad de los actos de gobierno".

En su voto, el juez Piombo reconoció que no habían sido espectadores del debate y "por ende no pudieron forjarse una impresión personal de la prueba producida en la audiencia". Pero recurrió a una resolución de la Corte Suprema de Justicia de la Nación, conocido como el "fallo Casal" que, en 2005, habilitó a los jueces de Casación a revisar la metodología utilizada por magistrados de primera instancia para examinar las pruebas, en caso de la existencia de una sentencia "absurda".

Respecto del caso García Belsunce, los jueces consideraron que era necesario revisar nuevamente los hechos debido a que el tribunal integró equivocadamente las pruebas. Estas sostenían que Carrascosa estaba en su casa cuando mataron a su mujer porque se concretó "un análisis absurdo y arbitrario de las circunstancias".

A partir del nuevo estudio de las pruebas, los magistrados concluyeron que "el cúmulo de elementos detallados durante el juicio, unidos al indicio de oportunidad por la hora, conforman un nutrido plexo de cargo que revelan que esas maniobras de ocultamiento, realizadas por el acusado, tenían el evidente fin de hacer desaparecer rastros del delito, así como evitar y entorpecer la investigación. Esos elementos fueron erróneamente valorados por los jueces de primera instancia".

Preguntas y respuestas

¿Hubo pruebas nuevas que fundamentaran el nuevo fallo?

No, el tribunal de Casación Penal bonaerense revisó las pruebas e indicios recogidos durante el juicio oral, con los cuales un tribunal condenó a Carrascosa por encubrimiento y no por homicidio.

¿Había pruebas directas contra el o los asesinos de María Marta García Belsunce?

No, ya que no hubo testigos directos del hecho y nunca se encontró el arma homicida.

¿Qué pruebas había en la causa contra Carlos Carrascosa?

Dos testigos situaron al viudo en el club house de Carmel a la hora en la que él dijo haber estado en la casa de sus cuñados, poco antes del crimen. Una mucama negó que él hubiera estado en esa casa hasta unos minutos antes del asesinato. Sólo sus cuñados sostienen su coartada de que estuvo con ellos.

¿Puede un tribunal condenar con pocas pruebas o simples indicios?

Sí, un tribunal puede dictar sentencia por "propia convicción". Es decir que, a su criterio, está convencido de que, por los indicios, el delito fue cometido por el acusado, aunque no haya en la causa testimonios directos u otras pruebas contundentes.

¿Cómo quedan involucrados los parientes y amigos íntimos de Carrascosa?

El hermano de la víctima, Horacio García Belsunce (h.), llamó a un jefe policial para pedirle que ordenara que la policía no entrara en la casa, después del crimen. El, Carrascosa, un medio hermano de María Marta y el padre de éste decidieron deshacerse de lo que llamaron un "pituto", y que resultó ser una de las balas disparadas contra la víctima. El cuñado, Guillermo Bartoli, obtuvo un certificado de defunción en el que fraudulentamente se hizo constar que la muerte había sido por causas naturales; eso demoró 32 días la autopsia.

¿Podía la Cámara de Casación Penal bonaerense dar la nueva pena, o debía ordenarle al tribunal oral que lo hiciera?

En este caso, al recalificar el delito de la condena como homicidio calificado por el vínculo, podía hacerlo porque a ese delito le corresponde la pena de prisión perpetua.

Con esta nueva condena a prisión perpetua, ¿Carrascosa debe estar preso de inmediato?

La Cámara de Casación Penal bonaerense, una vez dictado el fallo, no ordenó la detención. Si el fiscal pide la captura de Carrascosa, presentación que sería inminente, el tribunal puede ordenar, entonces, la detención del sentenciado.

Comentá la nota