Garantizan unos $ 128 millones para ampliar la red de cloacas

Las mejoras en la planta de San Felipe serán financiadas por el BID y pagadas por la Nación. El gobernador viajó a Buenos Aires en un nuevo intento por destrabar el envío de recursos prometidos por la Casa Rosada.
A dos semanas de su último viaje a Buenos Aires, el gobernador, José Alperovich, regresó ayer con el mismo ojetivo: garantías de que se mantendrá el flujo de dinero federal. Ocurre que durante julio sólo llegarán a Tucumán menos del 30% de lo necesario para sostener la obra pública. "Mañana (por hoy) tengo una entrevista con (el secretario de Obras Públicas de la Nación) José López. Este mes nos mandarían solamente $ 10 millones; el mes que viene nos cumplirían bien. Le llevo todos los papeles para tratar de que por lo menos en agosto nos pueda cumplir bien, para que no se pare la obra pública", dijo el mandatario, que agregó que los trabajos en marcha demandan entre $ 30 millones y $ 40 millones por mes.

No obstante, mantuvo su posición respecto de que no se suspenderá ninguna tarea. "Vamos a tratar que no. Vamos a ir viendo si nos podría llegar (dinero) la primera semana o los primeros 10 días de agosto para ir recomponiendo", afirmó el titular del Ejecutivo.

Alperovich, además, dijo que no hay forma de compensar, desde la Provincia, el dinero que no llega desde la Nación. En ese sentido, repitió que no emitirá títulos. "No; nosotros, por lo menos este año, tenemos que jugar muy bien y con mucha responsabilidad con el dinero público, pagar las responsabilidades que tiene el Estado, y no provocar un endeudamiento. ¿Para qué emitir si no puedo pagar? Hay que ser responsable; cuando uno emite algo, hay que pagarlo", puntualizó. Las declaraciones fueron formuladas mientras supervisaba los trabajos del cerramiento del canal Bernabé Aráoz (Bernabé Aráoz y avenida Independencia) junto con el intendente de la capital, Domingo Amaya.

Dinero internacional

Luego del recorrido, el mandatario se dirigió a Casa de Gobierno, donde rubricó dos convenios con Pablo Abal Medina, coordinador general adjunto de la Unidad Coordinadora de Programas y Proyectos con Financiamiento Externo, dependiente del Ministerio de Planificación Federal que conduce Julio de Vido.

Durante el acto, que se realizó en un Salón Blanco colmado, Alperovich destacó que las obras (ampliación de la ruta 302 y planta de tratamiento de líquidos cloacales) serán financiadas con un crédito del Banco Interamericano de Desarrollo (BID), no reintegrable ya que lo paga la Nación.

"El convenio más significativo es la construcción de la planta San Felipe, que beneficiará a 400.000 vecinos de la capital. La inversión es de $ 128 millones; pero la cantidad de enfermedades que se pueden evitar por tener agua y cloacas son innumerables. Por eso, no sólo desde el punto de vista humano, también desde el económico, es buen negocio hacer agua y cloacas", dijo el funcionario.

LA GACETA le consultó respecto de si se corría el riesgo de que las obras se detuvieran o disminuyeran el ritmo, por la crisis económica. "No. Estas obras (se realizan) con créditos internacionales que ya el Gobierno (central) ha tenido adjudicados y, hablando en término contables, los fondos 'están en caja': son dólares que entran al país; en la medida en que cada empresa entrega su certificado de obra, se pasan a pesos y automáticamente se le paga", manifestó Abal Medina.

El plazo previsto para la concreción de los trabajos de la planta es de 18 meses pero, según el propio Abal Medina, podrían ser de 20 meses, por los imprevistos.

Comentá la nota