Garantizan la atención durante la noche en las salas sanitarias

El subsecretario de Salud confirmó que acordaron con la policía reforzar la custodia de las unidades más conflictivas. El STM había denunciado hechos de inseguridad.-

"Si bien es importantísima la seguridad del personal, no podemos ni queremos negar la atención en las salas de asistencia primaria", aclaró el subsecretario de Salud, Alejandro Cristaldi, respecto a las intenciones manifiestas de empleados de centros sanitarios, que por padecer situaciones de inseguridad amenazaron con recortar los horarios de atención. Según dijo, ya se acordó el refuerzo de efectivos policiales en algunas unidades.

En declaraciones a un portal de noticias, el secretario General Adjunto del Sindicato de Trabajadores Municipales (SMT), Mario Cerbellini, indicó que se registraron distintas agresiones a profesionales de los centros sanitarios, que incluso terminaron con robos a mano armada. "Por lo general, esta situación se vive en salas periféricas o barrios claves como el sector donde funciona el Centro de Salud Nº 2, el barrio Las Heras, Centenario o Santa Rita", describió, al tiempo que pidió por mayor custodia policial.

Al respecto, Cristaldi informó que se mantuvieron reuniones con funcionarios municipales y con autoridades de policía. Según explicó, en el encuentro se acordó el refuerzo de efectivos en estas salas. Pero uno de los inconvenientes es que la comuna le está debiendo a los uniformados la paga de horas cores (horas extras) de los últimos dos meses. Además, el personal de la fuerza de seguridad le está exigiendo al municipio un aumento en el pago de estas horas de servicio.

"Hoy las cobran $10, que es el valor que se paga por funciones en los hospitales y dependencias sanitarias de provincia. Pero como ellos prestan servicio en el ámbito municipal, están solicitando que la hora ascienda a $12 o $14", explicó el titular de la cartera de Hacienda local, Mariano Pérez Rojas.

Según dijo Cerbellini, el recorte estaría motivado por la problemática que padecen los profesionales que trabajan en "salas conflictivas". "La gente está desamparada. Si no hay custodia los empleados no quieren trabajar, hacen retención de tareas lo cual genera que la gente se moleste y con razón quieren que los atiendan. Es un círculo vicioso que tenemos que ver cómo lo solucionamos", consideró el dirigente al respecto.

Por lo pronto, Cristaldi ratificó que las salas de salud de todos los barrios deben seguir atendiendo en los horarios habituales. "Estamos trabajando para agudizar la seguridad del personal, pero no podemos permitir que por ello se resienta la asistencia a los marplatenses", advirtió el funcionario.

Comentá la nota