El MPN le ganó la pulseada a Quiroga

Con más del 29% de los votos retuvo las dos bancas que había puesto en juego en la Cámara de Diputados de la Nación.
Con el 90% de las mesas escrutadas, José Brillo obtenía 71.486 votos frente a 63.502 del candidato del radicalismo, quien también consiguió una banca en el Congreso.

Neuquén > Por un ajustado margen, el Movimiento Popular Neuquino (MPN) se impuso ayer en las elecciones a diputados nacionales por el 29,08 por ciento de los votos y obtuvo dos de las tres bancas que la provincia renovará en diciembre en la Cámara de Diputados.

De esta manera, José Brillo, primero en la lista de candidatos del MPN, cumplirá un nuevo mandato en la Cámara Baja, mientras que la docente de Aluminé Olga Guzmán ocupará la segunda banca. La tercera quedará en poder del ex intendente de Neuquén capital y primer candidato de la Unión Cívica Radical, Horacio "Pechi" Quiroga, quien obtuvo el 25,83 por ciento de los votos.

El Frente para la Victoria, que llevó al intendente de Cutral Co Ramón Rioseco como primer candidato a diputado nacional, se ubicó tercero (con el 12,93 por ciento de los votos) y no pudo retener la banca que dejará a fin de año la diputada Silvia Sapag.

El cuarto lugar fue para el Frente Grande-UNE, que postulaba al ex intendente de Zapala Raúl Podestá (9%). Luego se ubicó Jesús Escobar del Movimiento Libres del Sur (6,02%), el Acuerdo Cívico y Social (5,59% ), el Frente Pro Federal (3,53%), Todos por Neuquén (3,46%), Partido Obrero (2,63%) y el partido de Trabajadores Socialistas (1,95%).

Los cinco representantes neuquinos en la Cámara Baja serán tres diputados del MPN (Brillo, Guzmán, y Alicia Comelli), uno de la Unión Cívica Radical (Horacio Quiroga) y otro de la Concertación (el radical Hugo Prieto).

Paridad y festejo

Al conocerse los primeros datos oficiales, los números que arrojaban las mesas en toda la provincia marcaban una fuerte paridad entre el MPN y la UCR, que se vio reflejada en los respectivos bunker de campaña de cada candidato. Hasta ese entonces había una gran cautela.

Pero cerca de las 22 en el partido provincial daban por segura la victoria, con la obtención de las dos bancas que le permiten retener las tres que el MPN ya poseía en la Cámara de Diputados.

A esa hora se había instalado un palco frente a la Casa de Gobierno en la Plaza Roca, donde se fueron acercando militantes, funcionarios y legisladores para celebrar el triunfo.

Muchos de ellos se encontraban en el búnker de Lastra 130, donde comenzaron los festejos que se incrementaron con la llegada al lugar de José Brillo.

Allí, el legislador nacional brindó una breve conferencia de prensa y luego se dirigió a la plaza, donde lo aguardaba el gobernador Jorge Sapag para celebrar la victoria.

La UCR triunfó en la capital

El ex intendente de Neuquén capital y electo candidato a diputado nacional por la Unión Cívica Radical (UCR), Horacio Quiroga, se impuso en esta ciudad a los postulantes del Movimiento Popular Neuquino (MPN) por una diferencia de alrededor de 1.500 votos.

Si bien para el radicalismo fue importante haber ganado en la capital, las huestes quiroguistas esperaban un triunfo más amplio porque eran conscientes de que en la mayoría de las localidades del interior los resultados no le serían favorables.

En su discurso tras reconocer la derrota, Quiroga manifestó que luchó contra «el gobierno nacional, provincial y municipal».

De esa forma, cuestionó la actitud que tuvo en este proceso proselitista el intendente capitalino Martín Farizano, quien en los últimos tiempos ha estado relacionado al gobierno de Cristina Fernández de Kirchner.

En 2007, el radical Farizano llegó a la conducción del municipio de la mano de Quiroga, que tuvo un rol protagónico para que su ex secretario de Hacienda lograra el triunfo en las elecciones comunales frente a José Brillo.

Comentá la nota