¿Que ganó Lezama con la autonomía?

El presidente de la Comisión Permanente por la Restitución Histórica de Lezama le contó a LA CAPITAL cuáles fueron las sensaciones que tuvo en el largo recorrido que llevó a su localidad a convertirse en el municipio 135 de la provincia, que elegirá sus autoridades en las próximas elecciones de 2011.

El amanecer del nuevo año tomó a los habitantes de Lezama con la certeza de que finalmente su lucha había finalizado y que a partir de ahora la historia la comenzarían a escribir ellos mismos.

Una lucha centenaria había acabado, en donde las batallas perdidas, sistemáticamente les habían negado su ansiada autonomía hasta diciembre de 2009. Pero desde hace 11 días las banderas de Lezama Libre flamean por toda la localidad y eso es por la lucha que representando a todo un pueblo, llevó adelante el equipo ?capitaneado? por Luis Hatrick, que tuvo éxito con armas legítimas en el mismo campo donde otros tantos y durante mucho tiempo habían fracasado. Gracias al trabajo de toda la Comisión Permanente por la Restitución Histórica de Lezama y al apoyo que recibió de todo un pueblo, hoy la autonomía ya no es un utopía, sino una realidad palpable.

Una larga historia

-¿Cómo fue todo el recorrido que llevó a Lezama a ser un partido independiente de Chascomús?

-El partido de Biedma, mediante la ley 422 estuvo formado desde 1874 hasta 1894, momento en que se anexa a Chascomús y después surgieron muchos movimientos autonomistas. A partir de 1925, en las décadas del ?40, ?50 y ?60, y luego hubo un impás hasta 1994 en donde una movida fuerte de la Cámara de Comercio de Lezama convocó a las instituciones a formar la ?Comisión Permanente por la Restitución Histórica del Partido de Lezama?. A partir de ese momento se comenzó a trabajar en un proyecto diferente al del ?73, tomando en cuenta al futuro partido de Lezama bajo las zonas de jurisdicción de policía, bomberos, el hospital, el mantenimiento de caminos rurales a través de la delegación municipal y de la cooperativa. En base a todas esas cosas se incluyó en el proyecto una extensión territorial de 180.000 hectáreas.

A partir del ?94 se presentó en proyecto en la Cámara de Diputados en dos o tres oportunidades en las que pasó siempre a archivo y en 2004 se renovó la Comisión y se actualizaron los datos del proyecto y se presentó nuevamente en Diputados en 2006. En primera instancia se comenzó a visitar a varios diputados y a los pocos meses la comisión de Asuntos Municipales, presidida en aquel entonces por el diputado Montesanti, dio un despacho favorable para la división del partido y recibió la aprobación de esa mitad de la Legislatura en 2007.

En 2008 fue aprobado por Senadores, aunque con modificaciones y por eso volvió a la Cámara de origen, donde fue aprobado el 22 de diciembre de 2009 y promulgada la Ley un día después.

Días de incertidumbre

-¿Cuáles eran las sensaciones que tenían a medida que el proyecto avanzaba?

-Nosotros notábamos cuando teníamos una oportunidad de tener una audiencia con diputados o un Senador, o cuando cualquier legislador venía a tomar un conocimiento más profundo sobre la restitución histórica de Lezama, que el proyecto era viable. Recibíamos buenas opiniones, nos decían que se iba a aprobar, que había que seguir trabajando y convenciendo a uno por uno sobre la necesidad del tratamiento del proyecto. Siempre teníamos dudas respecto de la aprobación dentro del ejecutivo, porque la experiencia que habíamos tenido en el año ?73, cuando el gobernador nos dijo ?vayan mañana a La Plata que van a tener la Ley?, se fue en el ?74 y la ley no salió, así que ese temor estaba siempre presente, porque si bien habíamos trabajado fuerte y avanzado paso a paso no teníamos una gran llegada al ejecutivo y ese era nuestro temor. Pero el 11 de agosto de 2009 estuvo muy próximo a aprobarse y esa noche nos llamó el presidente de la Cámara de Diputados para informarnos que se demoraba el tratamiento pero que en diciembre se iba a tratar. Después nos pudimos reunir con Camaño primero, y luego con Camaño y con Scioli, donde pudimos explicar lo que es Lezama desde lo institucional, desde la historia y la preocupación del pueblo que tenía la necesidad de ser un partido más, hasta que pudimos revertir la posición y llegar a diciembre con este resultado.

-¿Pero en todo ese camino creyeron que otra vez el proyecto tenía destino de archivo?

-Tuvo diferentes momentos. A veces había noticias positivas que alimentaban la esperanza y otras escuchábamos al gobernador decir que no era momento de dividir sino de integrar, pero que Lezama era un tema distinto porque era una restitución y no una división, que era una señal que mostraba cierto avance. Pasamos momentos muy difíciles como el 12 de agosto, cuando el tratamiento se demoró hasta diciembre y peligraba la aprobación.

- Y las actitudes de Dennot ¿Les hacían pensar que todo se podía caer?

- Dennot hasta 2004/05, siendo ella presidente del Concejo Deliberante aprobó ordenanzas favorables a Lezama. Luego cuando asumió la intendencia tuvimos reuniones con ella y nos manifestó que no era su intención inmiscuirse en la decisión de la provincia respecto de la división del partido y que se iba a mantener neutral. Obviamente después cambió su posición, comenzó a defender la no división y desde ese momento se cortó la relación.

- Con ella al frente de la intendencia ¿tenían representación en el Concejo Deliberante? Porque el diputado Martello en la sesión donde finalmente se aprobó la autonomía dijo : ?Algo debe pasar con la gente de Lezama para que no se sienta representada por las autoridades de Chascomús?

- Exactamente. En algún momento teníamos 2 concejales, uno de la Coalición terminó su mandato el 10 de diciembre y a los poquitos días renunció otra concejal de Lezama, Gladis Felicetti, por lo tanto nos quedamos sin representantes en el Consejo Deliberante.

- ¿Qué ganan los vecinos de Lezama ahora que son Partido?

- Principalmente representación e identidad. Ahora nos podremos sentar a la misma mesa con el intendente, cosa que antes no podíamos hacer. Vamos a elegir a nuestras propias autoridades, vamos atener un intendente local al que conozcamos y crucemos a diario en nuestras calles. Hay una fortaleza institucional muy importante que nos da la posibilidad de manejar un municipio chico con una gestión transparente, clara y precisa para las necesidades que tenemos que son diferentes de las que tiene Chascomús.

- De Otazúa va a presentar un proyecto de Ley para que la provincia le devuelva a Chascomús las tierras que les quitaron ¿Qué opinión le merece eso?

- Siempre nos llamó la atención las declaraciones de la diputada De Otazúa diciendo mentiras. En su momento dijo que Lezama estaba negociando para poner una planta de basura, después dijo que nosotros nos quedamos con las mejores tierras, lo que es totalmente falso tanto en Chascomús como en Lezama hay tierras buenas y tierras malas, como en cualquier partido de la provincia de Buenos Aires. Y si presenta un proyecto deberá pasar por ambas Cámaras y lograr el convencimiento del Ejecutivo para la aprobación del mismo, aunque pienso que el gobierno provincial no va a tomar una medida tan rápida de aprobación sin que todavía nosotros hayamos demostrado nuestra fortaleza como municipio.

Comentá la nota