Ganó Jaque, perdió Cobos

Hace dos años, el peronista Celso Jaque aplastó en las elecciones a César Biffi, candidato de la Concertación Plural. Para Cobos, significó una derrota contra el armado estratégico de Kirchner para llevar al PJ al poder en Mendoza.
El 28 de octubre del 2007 las urnas dieron triunfador a Celso Jaque como gobernador de Mendoza y derrotaron a los hombres de Julio Cobos en la provincia.

Cleto, como sería popularizado meses después en todo el país, celebró con cara amarga el haberse convertido en el Vicepresidente de la Nación Argentina.

Ahí estaba el domingo 28 a la noche "Julito", como lo llamaba Cristina, en el mismo escenario con la electa presidenta y su esposo Néstor, que le cedía el bastón de mando. Pero mientras los demás celebraban haciendo el gestito de la victoria con la mano y en medio de un tornado de papelitos plateados, al mendocino sólo le salía una media sonrisa ladeada, sin poder celebrar a fondo el máximo cargo de su carrera política, a causa de la contundencia del NO que le gritaron sus coprovincianos a César Biffi, su hombre en la pelea por la gobernación.

Otro se relamía con el gesto agridulce de Cobos: Néstor Kirchner, el tejedor del plan que licuaría de poder a la famosa "trasversalidad" de la Concertación. Y un segundo monje negro masticaba bronca mientras le caía la ficha de lo sucedido: el alfil cobista Alfredo Cornejo.

La UCR por entonces vivía un cisma del que, tal como se ha demostrado en los últimos días, aún no se recupera del todo. Todavía hoy hay fuertes divisiones en el partido de ALEM: los iglesistas, los del CONFE, los que van detrás del sello del partido. No obstante, el panorama para los radicales, creen algunos, parece mejorar y hay destellos, aunque lejanos, de una luz al final del túnel…

Comentá la nota