"Si gano las elecciones, haré un gobierno de unidad nacional"

Lo afirmó a LA NACION el principal candidato para las elecciones, Porfirio Lobo
TEGUCIGALPA (De un enviado especial).- Con un pasado de formación comunista, Porfirio Lobo, el candidato del conservador Partido Nacional para las elecciones del 29 de noviembre, es el favorito, según las encuestas, para ganar y convertirse en el próximo presidente a partir del 27 de enero.

En una entrevista concedida a LA NACION en su residencia de las afueras de Tegucigalpa, Lobo, que se define como "humanista y centrista", se muestra convencido de que esos comicios se van a realizar y anuncia que si resulta elegido presidente conformará un gobierno de "unidad nacional" con la participación de todos los partidos políticos.

-¿Pueden celebrarse elecciones en el país con un presidente encerrado en una embajada y pidiendo su restitución?

-Las elecciones van adelante con [Manuel] Zelaya encerrado o como sea. El problema no es Zelaya o [Roberto] Micheletti; las elecciones son responsabilidad de los partidos políticos y del pueblo hondureño, al que no se le puede negar su derecho a elegir a su presidente cada cuatro años.

-Pero si Zelaya no vuelve al poder, la comunidad internacional no avalará el resultado de las elecciones.

-Poco a poco iremos ganando el reconocimiento internacional, y al final no dude de que todos los países van a reconocer esas elecciones. El pueblo hondureño va a decidir quién quiere que le gobierne.

-Si esas elecciones se celebran sin que Zelaya sea restituido y usted resulta ganador, tal como señalan las encuestas, ¿cómo piensa resolver la crisis?

-Si Dios y el pueblo me llevan a la presidencia, mi idea es convocar a un gran diálogo nacional, con todos los sectores sociales. Haré un gobierno de unidad nacional, de integración, similar al que conformó en su momento Patricio Aylwin en Chile. Hay que mirar hacia delante, no hacia atrás.

-¿Ese diálogo incluiría una amnistía política para todos los implicados en la crisis, tal como recogen los Acuerdos de San José?

-Hay que mirar hacia adelante, no hacia atrás. Debemos perdonarnos todos de los errores que hemos cometido y pensar en Honduras. Si no lo hacemos y no se llegan a acuerdos entre todas las partes, las consecuencias para el país pueden ser muy graves, nada comparado con lo que hemos visto hasta ahora.

-El detonante del golpe de Estado fue la Asamblea Constituyente que estaba impulsando Zelaya. ¿Impulsaría usted reformas constitucionales en el país?

-Está claro que hay que hacer cambios importantes en Honduras porque todavía seguimos teniendo grandes problemas de pobreza y carencias en la participación ciudadana.

-La Constitución actual no contempla esa participación ciudadana en consultas populares.

-Hay que ir hacia la democracia participativa, profundizar el ejercicio democrático en Honduras. Lo que le puedo decir es que hay que ofrecerle algún tipo de consulta electoral a la población para mejorar esos espacios de participación.

Comentá la nota