Ganó Argentina y está más cerca del Final Six.

El seleccionado argentino masculino de voleibol venció a Francia por 3-1, en San Juan, y quedó muy cerca de clasificarse para la segunda fase de la Liga Mundial.
El conjunto dirigido por Javier Weber logrará su boleto a la capital serbia de Belgrado, donde se jugará la instancia final, aún con una derrota en tie break mañana ante el mismo rival.

El último partido de Argentina en el grupo B se jugará también en el gimnasio Aldo Cantoni, desde las 21.

La primera victoria "albiceleste" en la serie se levantó con parciales de 28-26, 25-21, 21-25 y 25-18, en una hora y 38 minutos ante unas nueve mil personas.

Al cabo del resultado, las posiciones de la zona quedaron de la siguiente manera: Argentina 19 unidades, Serbia (ya clasificado por ser el organizador del hexagonal final y con un partido menos) 18, Francia 17 y Corea del Sur 9.

El fundamento de la victoria argentina fue el gran rendimiento defensivo, especialmente en los dos primeros segmentos, a partir de un sólido y enorme esfuerzo del líbero Pablo Meana.

En los dos primeros segmentos Argentina sumó siete puntos por esa vía y once de contraataque, aspecto en el que se destacaron Gustavo Scholtis y el capitán Rodrigo Quiroga.

Francia, que recuperó a los experimentados Stephane Antiga y Olivier Kieffer para la serie, dio pelea con el incansable aporte del opuesto Antonhy Rouzier, autor de diez puntos en la manga inicial.

En ella el equipo europeo contó con dos sets balls, pero la aparición de Gabriel Arroyo fue un factor determinante para revertir el resultado.

El central empató el marcador en 26 con un ataque por el centro y fue el ejecutante de dos saques profundos que posibilitaron la definición en favor del local.

Rouzier no tuvo la misma efectividad en el ataque francés durante el segundo set y Argentina, a diferencia de lo sucedido en el primero, tuvo mayor comodidad para cerrarlo.

Cuando parecía que el triunfo sería en sets corridos, Francia cambió la estrategia de saque en el tercer segmento y dominó la mayoría de los puntos a partir de las dificultades en la recepción argentina.

Eso le permitió tomar una ventaja parcial de cinco unidades que le alcanzó para forzar un cuarto juego.

Pero en el último tramo Argentina no dio ventajas y lo cerró con mucha autoridad, después de tomar una ventaja decisiva (9-4) por errores de ataque de Rouzier, máximo anotador con 20 puntos.

Comentá la nota