Gancedo enripió 46 cuadras.

CHARATA: El municipio de Gancedo, con la colaboración de Vialidad Provincial y de algunos empresarios de la comunidad, concretó el enripiado de 46 cuadras, con una inversión de 180 mil pesos. La obra resulta fundamental en una población que no tiene calles de asfalto.
Alberto Korovaichuk, intendente de la ciudad, explicó que el radio enripiado no incluyó la avenida principal, y ponderó que en días de lluvia, las calles permitirán una mejor circulación de la gente. Asimismo, agradeció la colaboración de Vialidad Provincial, que aportó las máquinas para la concreción de los trabajos.

Destacó el jefe comunal que las calles de ripio recorren distintas instituciones, como la comisaría, las escuelas, el hospital, la municipalidad y el Centro Integrador Comunitario, entre otras.

“El municipio hizo un gran aporte con unos 180 mil pesos en fletes y descarga del material”, precisó Korovaichuck. Así, destacó que la erogación fue realizada en un momento crítico para todos los municipios de la provincia.

“En días de lluvia nos encontrábamos con que no podíamos llegar a algunos negocios y escuelas. Pero hoy hicimos una base y ahora deberemos mantenerla”, indicó.

A la hora de los agradecimientos y al margen del ente provincial de vialidad, el intendente reconoció el aporte de empresarios radicados en la ciudad, que contribuyeron con dinero en efectivo para la compra del ripio.

También el jefe comunal consideró que será clave mantener las nuevas cuadras enripiadas en buenas condiciones. Por eso dijo que el municipio realizará periódicamente algunos repasos en capas finas. “Tenemos un suelo muy difícil, porque la tierra se traslada arriba del ripio y los pozos se hacen cada vez más grandes”, precisó.

El apoyo del gobierno

En otro orden, Korovaichuk destacó el apoyo permanente que recibe Gancedo del gobierno provincial, y ponderó el buen diálogo abierto con todos los municipios desde la reunión del martes con el gobernador Jorge Capitanich.

“Estoy consiguiendo los recursos que realmente necesitamos. Los pueblos del interior, como Gancedo, necesitan mantener a la gente que vive en el campo en ese lugar, con el acompañamiento del municipio y de la provincia, que es la forma para que no se vayan amontonando en las ciudades”, observó Korovaichuk.

Por eso, el intendente abogó por la unidad de todos los municipios del Chaco, en conjunto con el gobierno provincial, para enfrentar “la grave situación social”. “Vamos a tener que olvidarnos de los partidos políticos, para poder ayudarnos y que los pueblos crezcan y, a la vez, poder tener en el interior todo lo necesario, de manera que nuestra gente no se vea expulsada hacia la capital”, subrayó finalmente.

Comentá la nota