Ganadores y perdedores.

Alberto Isuani, histórico encuestador del radicalismo, decía dos semanas antes de los comicios que Ernesto Sanz y Ricardo Mansur se imponían por 10 puntos a la dupla Adolfo Bermejo-Omar Félix. Cuando proyectaba el voto de los indecisos, la diferencia se estiraba a 16 puntos.
"Cuando arrancó la campaña, los candidatos de los dos partidos estaban empatados, pero a medida que la gente empezó a conocer a los del Frente empezaron a despegarse. Obviamente, influyeron Cobos, que tiene 60% de imagen positiva, y Jaque, que apenas llega al 7%"; esto explica el resultado tras la votación.

Sus boca de urna el domingo sí anticiparon la paliza: la primera, al mediodía, dio 43% para el Frente y 26 para el PJ, y disparó la alegría en el búnker cobista. La última, ya entrada la tarde, arrojó un preciso 45 a 25%.

Enrique Bollati también veía una diferencia de 10 puntos entre ambas propuestas electorales y creía que el PJ, por la fuerza de la lista 2, podía llegar a acercarse. Ahora, se sincera y aclara: "Ese 10% era para mí el máximo; nunca vi un triunfo tan holgado".

Él hizo sondeos a boca de urna el domingo, una herramienta a la que califica como muy precisa; anticipó una diferencia de 19 puntos "que finalmente fue mayor porque hubo más gente que votó al cobismo y menos al PJ" respecto de sus registros.

Antonio De Tommaso trabaja por encargo del Ministerio del Interior y por lo tanto sus encuestas son las que proveen datos clave al oficialismo mendocino. Así como en 2007 dijo que Jaque ganaba, ahora mostró durante dos meses un acercamiento progresivo de los candidatos peronistas a los del Frente que en la última semana se revirtió y se transformó en una ventaja del PJ por dos puntos.

Empate técnico con tendencia favorable a su cliente. Muy lejos del resultado final, aunque su opinión no se puede conocer porque no contestó los llamados y mensajes enviados.

Elbio Rodríguez, que trabajó por encargo de Enrique Thomas, el socio peronista del Frente Cívico, asombró a mediados de junio con un 32 a 20 en favor de "la gente de Cobos" que, al proyectar los indecisos, se estiraba a 18 puntos.

Además, hablaba de una diferencia notoria en departamentos peronistas. Así, anticipaba diferencias de 20 puntos en San Martín, Guaymallén y Las Heras, una cifra que parecía entonces por demás arriesgada y exagerada. Igual, hace una autocrítica: "Se nos dio vuelta en Maipú y Luján".

En el primero, daba ganador a Adolfo Bermejo y en el segundo al PD. Pero el frente cobista-radical ganó en los dos. "El único hecho que yo entiendo que puede haber provocado este cambio es el debate por televisión", se justifica.

Comentá la nota