Dos ganadores.

Al cierre de la edición, el gobierno decía que metió a los tres diputados, en base a datos propios. Y el intendente Ibarra también se atribuyó el triunfo, tal como lo respaldaban, por décimas, los datos oficiales. Pero restaban contabilizar 18 mesas que definían la elección.
Para Gioja fue 3 a 0. Para Ibarra, 2 a 1. Incierto. Así era el resultado de las elecciones legislativas 2009 durante esta madrugada en la provincia, cuando oficialmente restaban contabilizar 18 mesas. Un final voto a voto que no estaba previsto y generó una gran incertidumbre: no se sabía si el tercer diputado en cuestión era el bloquista Edgardo Sancassani, que integraba la fórmula oficialista, o si era el intendente rawsino Mauricio Ibarra, que iba por el Frente Unión Pro. Sucede que por cuestión de décimas, uno y otro candidato se decían ganadores. El oficialismo decía que triplicaba al segundo. Y el segundo, basado en datos oficiales incompletos, decía que ese resultado matemático aún no se daba.

El escrutineo se desarrolló rapidísimo hasta las 22:35 del domingo. En ese momento, ambos candidatos salieron a adjudicarse el triunfo desde sus bunkers. Y provocó un final abierto e inesperado. Por un lado, José Luis Gioja salió a calificar de "histórica" la elección legislativa que había hecho. Y sostuvo que habían metido a sus tres diputados: Daniel Tomas, Margarita Ferrá y Edgardo Sancassani. El gobernador respaldó públicamente el triunfo en base a sus propios resultados electorales, en base a lo que le informaron sus fiscales. Esos números, según Gioja eran así: el 56,41 por ciento para sus candidatos del Frente para la Victoria; el 18,6 para Mauricio Ibarra y el 15,3 por ciento para Rodolfo Colombo.

De ser así, Gioja incrementaba aún su propio récord histórico del 28 de octubre del 2007. Es que en esas legislativas también metió a tres diputados (era la primera vez que eso ocurría en la provincia, desde el regreso de la democracia), pero la diferencia que en ese momento le había sacado al segundo era de 31,4 por ciento. Ahora, según los datos que manejaba Gioja, la diferencia con el segundo era del 37,81 por ciento.

¿Cómo obtiene el gobierno esos datos? El sistema es así: son los mismos datos oficiales que maneja la justicia electoral, porque los fiscales del Frente para la Victoria sacaron fotocopia de los datos de cada mesa y la enviaron a un centro de cómputos del oficialismo. Incluso, ese mismo sistema es el que aplicaron en las elecciones anteriores y les resultó preciso. Es más, Gioja citó anoche que en su elección para senador, en el 2001, ganó ajustadamente por 800 votos, la cual también fue muy ajustada.

Pero el intendente de Rawson también se dio por ganador. Y también lo hizo por la diferencia mínima. Ibarra salió a festejar como un triunfo que entraba como diputado nacional con el Frente Unión por San Juan, respaldado en los números oficiales que difundía la página web de las elecciones. Allí, en todo momento, lo dio como tercer diputado a Ibarra. Tanto a las 22:35 (cuando Ibarra salió a festejar), como en la madrugada, los datos oficiales decían que el Frente para la Victoria obtenía el 56,31 por ciento de los votos. Y que Ibarra obtenía el 18,94 por ciento. La diferencia es del 37,37 por ciento. Es decir que Ibarra estaba entrando como el tercer diputado, por la mínima diferencia del 0,51 por ciento de los votos, según los datos oficiales al cierre de la edición.

Pero esto podía cambiar. Es que allí figuraba que faltaban computar 18 mesas. Que son las que generaban la duda.

¿Qué pudo pasar con esas mesas? Según explicaron oficialmente en la madrugada, es normal que en las elecciones esas cantidades de mesas queden en duda a la hora de cargar información en la página oficial de la justicia electoral. Suele suceder que son planillas cuyos datos no están del todo claro y, ante la duda, no son cargadas en el sistema.

La diferencia entre los números que manejaba el gobierno y los que se difundían radica en que el gobierno sí computa el resultado de esas 18 mesas. Igual, anoche el gobierno adelantó que la batalla se iba a dar en el conteo de los votos nulos y los recurridos e impugnados, que al cierre de la edición sumaban 5.331. Oficialmente dicen que casi la totalidad de esos votos son de sus candidatos, por lo que iban a pedir revisarlos en el conteo que se hará a partir de mañana martes.

Comentá la nota