"No hay un ganador sino una sumatoria de perdedores"

El analista Ricardo Rouvier se refirió a la situación política actual y aseguró que "la oposición expresó su fragmentación, y pudo corroborarse que no hubo un ganador el 28, sino una sumatoria de perdedores".
"Con velocidad y una marcada diferencia en votos, se aprobó y promulgó la ley de medios de indudable trascendencia en las comunicaciones públicas. Además ya tiene media sanción el presupuesto 2010 y se avanza en la modificación de la ley de entidades financieras, cuya vigencia también nace en épocas de dictadura", explicó Rouvier sobre el reposicionamiento del oficialismo.

"El properonismo o el peronismo disidente es, pasada la elección, una suma de individualidades con un Felipe Solá que se recuesta sobre el peronismo (Duhalde) y, sin romper en forma explícita con Macri, manifiesta su voluntad de competir por la presidencial", graficó.

"De Narváez hace su juego, le guiña el ojo a todos los que pasan por ahí, y es el precandidato a gobernador de Macri, de Solá, de Cobos", continua el consultor.

La presencia del lomense

Para Rouvier, "Duhalde tiene menos poder que antes, pero tiene capacidad de daño. Además, es difícil de mensurar su poder real, porque su penetración en el distrito bonaerense, es disputada por Kirchner en una relación de suma cero".

"Fuera de la provincia de Buenos Aires, el ex presidente, oriundo de este distrito; no tiene una influencia importante", subrayó.

"La situación de Kirchner en una interna del P.J. se ve más complicada con la aparición de Duhalde y la primera batalla será en la elección del partido justicialista", concluyó.

Comentá la nota