Ganadería es tanto o más rentable que la soja

Se pueden obtener entre 4.000 y 5.000 pesos por hectárea en ganadería y 3.000 pesos por hectárea por la soja. La recomposición de precios genera expectativas, pero los productores son prudentes por la incertidumbre y falta de previsibilidad.
Después de años, la ganadería volverá a posicionarse como una producción rentable este año siempre y cuando se mantengan los actuales precios y el gobierno nacional no realice intervenciones en detrimento de la actividad. A raíz de la liquidación de vientres, como consecuencia del desincentivo y el traspaso a la siembra de soja así como por condiciones climáticas adversas, los precios de la hacienda en pie vienen en alza, con valores superiores a los cinco pesos.

"Hoy los números dan para pensar en volver a la ganadería y la lechería. El problema es la incertidumbre", afirmó Néstor Roulet, representante de la Confederación de Asociaciones Rurales de la Tercera Zona (Cartez) en Confederaciones Rurales Argentinas (CRA).

La afirmación del dirigente surge de una ecuación simple: de una hectárea en el sur cordobés se obtienen entre 800 y 1000 kilos de carne, a un valor de cinco pesos representa entre cuatro mil y cinco mil pesos; mientras que por 30 quintales de soja por hectárea se logran 3.000 pesos.

En tanto, los costos directos de la oleaginosa son del 50 por ciento, que se elevan si se suman los indirectos; mientras que la ganadería tiene costos de entre 60 y 70 por ciento y la lechería, 80 por ciento. "Cuando los ingresos eran parecidos, no se dudaba en hacer soja. Ahora, con los precios actuales y si el gobierno no interviene es tan o incluso más rentable hacer ganadería que soja", sostuvo Roulet.

Sin embargo, advirtió que el problema es la incertidumbre e imprevisibilidad para invertir en la cría de ganado, cuyo ciclo productivo demora dos años o más, mientras que la soja, seis meses.

"El precio de la carne va a seguir subiendo, a pesar de que no se exporte. Más allá de que van a faltar entre tres o cuatro millones de terneros, estos valores hacen que la ganadería sea rentable y a eso hay que sumar la menor oferta por retención de vientres. El productor de cría se va a quedar con terneros y vaquillonas para volver a aumentar el stock ganadero que viene liquidándose de manera alarmante. Tenemos 8,3 millones de cabezas menos que en 2007", afirmó Miguel Schiaretti, titular de la Cámara de la Industria y Comercio de Carne y Derivados (Ciccra), a Infocampo Radio.

Por su parte, Ernesto Ambrosetti, economista de la Sociedad Rural Argentina (SRA), afirmó que el repunte de precios "devuelve las expectativas a los productores", aunque agregó que los ganaderos están optando por la prudencia ante la falta de previsibilidad y el temor de las medidas que puede tomar la administración central.

Este año habrá unos 10 millones de terneros frente a los 14 millones del año anterior y una faena de 16 millones. Ante ese escenario, Roulet planteó que dos opciones: reducir la demanda de carne o traerla del exterior, lo cual seguramente el gobierno tratará de evitar.

[ 800 ] kilos de carne se puede producir en una hectárea de campo, que rinde 3 toneladas de soja.

Comentá la nota