Ganadería correntina pierde $500 millones anuales desde 2006.

En las conclusiones de la primera jornada de reflexión "Presente y futuro de la ganadería argentina", Confederaciones Rurales Argentinas (CRA) señala que la ganadería argentina pierde $ 15 mil millones desde 2006. Mientras que en Corrientes se estima que la merma asciende a $500 millones anuales.
El presidente de la Asociación de Sociedades Rurales de Corrientes (ASRC), Miguel Marticorena, renovó las críticas hacia la política agropecuaria "K" y ratificó que "la ganadería correntina pierde $500 millones anuales desde 2006", mientras que la actividad en el país registró mermas por $15 mil millones en los últimos 3 años, según el último informe de Confederaciones Rurales Argentina (CRA).

Marticorena enfatizó que la situación se ve agravada por la prolongada sequía que "está haciendo estragos en los campos correntinos", mientras los pequeños productores estiman nuevas pérdidas por esta causa que se suman a tres años de desinversión, restricciones a las exportaciones que obliga a los ruralistas a acudir a una liquidación desmedida de la hacienda con precios bajos.

"Corrientes pierde en promedio 500 millones de pesos anuales por la mala política agropecuaria del Gobierno nacional desde 2006", ratificó el dirigente.

En este marco, Marticorena no se mostró sorprendido por los recientes datos dados a conocer por Confederaciones Rurales Argentinas (CRA), entidad que confirmó pérdidas de un total de 14.536 millones de pesos en el país durante los últimos 3 años. El ruralista correntino que participó de una reunión en CRA hace un mes señaló a Agencia Corrientes que esta situación era previsible, pero lamentó que no haya "decisión gubernamental de cambiar las cosas".

El informe de CRA indica que la mala política ganadera implementada por el Gobierno nacional a partir de 2006 "desalentó la producción de novillos pesados y alentó la producción del novillo liviano, lo que produjo una merma de producción de carne evaluada en dinero de 5.792 millones de pesos".

Agrega que "dejamos de producir 724 millones de kilogramos de carne de novillo, que a 200 gramos por día que consumimos los argentinos (73 Kg/hab/año) equivale la dieta de carne de un año para 9.917.808 personas".

Al tener que faenar más hembras para obtener la misma cantidad de carne, "tuvimos que echar manos a las vaquillonas y terneras -futura madres-; si evaluamos la pérdida en dinero por esta acción de faenar las futuras madres, el país perdió a partir de 2006 6.242 millones de pesos", sostiene el documento de CRA.

Relata que "la no reposición de las vacas madres de rechazo -al tener que faenar las futuras madres- le produce una pérdida en la producción de terneros al país; el dinero perdido por esta acción desde 2006 es de 2.502 millones de pesos".

Por último, recalca que "la cantidad de terneros que dejó de producir el país desde 2006 es de 4.171.416 terneros; si evaluamos la pérdida de carne por no tener estos terneros, el país perdió de producir -a 180 Kg de carne que me hubieran producido si lo engordábamos- 750.854.880 kilogramos de carne, que a 200 gramos por habitante hubiera alcanzado para alimentar a otras 10.285.683 de personas durante un año". Sumando todos esos ítems se llega a la colosal cifra de más de 14 mil millones de pesos citada como pérdida global.

Comentá la nota