Si le gana a Kirchner, De Narváez le apuntará a la conducción del PJ

Si le gana a Kirchner, De Narváez le apuntará a la conducción del PJ
Su plan consiste en reafiliación masiva, internas abiertas y modernizar el partido.
El 1 febrero de 2008, a Francisco de Narváez lo conocía menos de la mitad de la gente que hoy lo reconoce por la calle. Mauricio Macri había dejado de llamarlo y su futuro político parecía incierto. En aquel verano, ya estaba en marcha una suerte de "operativo clamor" para pedirle a Néstor Kirchner que tomara las riendas del PJ. Eran tiempos en los que Kirchner concentraba todo el poder en las oficinas de Puerto Madero y, claro, no tenía competidores a la vista. Hasta ese primer día de mes, cuando De Narváez anunció que estaba dispuesto a enfrentarlo en la interna. Nadie lo tomó en serio. Ni el propio diputado creyó que la movida era posible. A los pocos días se bajó.

Una vez más, la política demuestra qué tan dinámica puede ser en la Argentina. Apenas un año largo después, de Narváez no sólo le da pelea al ex presidente en la elección para diputado sino que también decidió que, si le va bien el 28, irá por la conducción del justicialismo.

No lo dirá todavía para no correrse de la estrategia de campaña, pero el tema fue abordado en conversaciones informales con gobernadores y ex gobernadores peronistas y varios caciques bonaerenses. Una altísima fuente de su entorno confirmó a Clarín que hace meses que de Narváez trabaja para suceder a Kirchner en la fuerza que fundó Perón.

"Tenemos un plan y no es un eslogan más de la campaña", aseguran quienes están al tanto de la jugada. Hay algunas premisas que se barajan en la intimidad del búnker del empresario: "Reafiliación partidaria, internas abiertas y modernización del partido. Y, por supuesto, un cambio en el estilo de conducción".

Los denarvaístas consideran que así como, dicen, "se agotó" el estilo K en la conducción del país, lo mismo pasará en el PJ. "Ni aunque le ganemos por diez puntos Francisco va a entrar al partido golpeando la mesa ni diciendo 'aquí llegué yo'. Nos vamos a diferenciar y a abrir el diálogo sin condicionamientos".

Aunque de Narváez no tiene previsto dar pasos que puedan desviar la atención de aquí al 28, ayer, durante una conferencia organizada por el Círculo de Periodistas Parlamentarios y la Fundación Konrad Adenauer en el Senado, mandó el primer mensaje: "No hay ninguna duda de que Kirchner está llevando al justicialismo a la derrota. Debería renunciar a la presidencia del partido por ser el responsable".

¿Qué piensa Macri de los deseos de su socio?. Curioso: en 2008 se había mostrado contrariado, pero ahora la ve con buenos ojos. Un importante funcionario de la Ciudad, que conoce los pensamientos de Macri, confió que "Mauricio dio el OK desde el día en que convocó a Felipe Solá y a Francisco a conformar un frente común en la Provincia". Parece que alguien le hizo entender a Macri que no puede pensar en presidir el país sin hacer una sociedad con el peronismo.

Comentá la nota