Gana impulso negocio de GLP: Pondrán un centro de comercialización en nuestra ciudad

El gas licuado de petróleo -GLP-, que cuenta con más de 200 usuarios particulares y despierta interés en las principales petroleras. Ya existe un fabricante que produce equipos 100% argentinos y tiene planes para abrir estaciones de servicio.

La periódica suba que exhiben las naftas y el gasoil poco a poco empujan la utilización de alternativas que, en algunos casos, incluso se exhiben más atractivas que el siempre bien ponderado gas natural comprimido (GNC).

Es el caso del gas licuado de petróleo (GLP), que en lo que va del año ya suma más de 200 usuarios particulares en todo el país, y también es utilizado de manera interna por los vehículos de petroleras como YPF, según cita infobaeprofesiona.com.ar.

Las principales operadoras del segmento extendieron a la Secretaría de Energía distintos proyectos para instalar puntos de venta a lo largo de la Argentina.

Con cobertura en buena parte de la Mesopotamia mediante una estación instalada en cercanías de Resistencia, Chaco, el GLP contará con presencia en la provincia de Buenos Aires a través de un centro de comercialización que, previsto para este año, comenzará a funcionar en Bahía Blanca.

Asimismo, también está prevista la inauguración de una expendedora de GLP en Iguazú, Misiones, antes de diciembre próximo. De la iniciativa tomarán parte Repsol YPF y un empresario local.

En paralelo, las principales operadoras del segmento extendieron a la Secretaría de Energía distintos proyectos para instalar puntos de venta a lo largo de la Argentina.

El GLP contará con presencia en la provincia de Buenos Aires a través de un centro de comercialización que, previsto para este año, comenzará a funcionar en Bahía Blanca.

En Chaco, Resistencia, existe una boca de expendio que incluso abastece a buena parte de la Mesopotamia. Asimismo, también está contemplada la inauguración de una expendedora de GLP en Iguazú, Misiones, antes de diciembre próximo. De la iniciativa formarán parte Repsol YPF y un empresario local.

La demanda de este producto comenzó a verse potenciada con la entrada en operaciones del primer fabricante argentino de equipamiento de GLP para vehículos (también conocido como GLPA), la firma GNC Salustri, que desde mediados de 2009 provee de tanques de 60 y 80 litros.

Alberto Osso, coordinador de GLPA en la Secretaría de Energía, explicó a iProfesional.com las características de este combustible.

"El GLP otorga grandes ventajas en cuanto a cuidado ecológico pero, principalmente, en lo referente al bolsillo del usuario: cuesta un 60% menos de lo que vale el litro de nafta. Eso explica, también, porque en este último tiempo aparecieron tantos interesados en el recurso", dijo.

El funcionario comentó que la resolución 131 del 2003 abrió la puerta al uso masivo del gas licuado de petróleo, "pero recién en el último tramo del 2008 el interés se hizo realmente creciente para casi todos los sectores".

Más allá de la aprobación legal, lo cierto es que su uso masificado llegaría de la mano de una las principales hidrocarburíferas con operaciones en el país.

"Las privadas presentaron numerosos proyectos y prevén importantes inversiones en GLP. De hecho, una gran petrolera brasileña nos comunicó su interés por impulsar estaciones basadas en ese producto", deslizó.

Por estos días, YPF es la primera compañía en hacer –en forma interna– un uso extendido de este combustible, aunque la empresa todavía carece de puntos de venta al público.

"Hoy tiene dos estaciones de servicio internas, en San Justo y Punta Indio. Ambas para el uso de transportes de la misma YPF", comentó el funcionario.

Con relación a las particularidades del producto, Osso explicó que el GLP "se puede almacenar a baja presión, de forma líquida, para una posterior expansión a gran escala cuando pasa a estado gaseoso".

"Un litro de GLP líquido equivale a 250 litros de gas en el aire. De este modo, en poco volumen se puede acumular mucha cantidad de gas. Eso te asegura mayor autonomía. Para dar un ejemplo, un tanque de 60 litros de GLP permite viajar más de 450 kilómetros sin efectuar recargas", ilustró.

Comentá la nota