Gamsur: la investigación judicial: Declaró Mana y se agudizó la sospecha sobre el 2007

Ante el fiscal, el jefe de Economía detalló cómo auditó los números de la mixta. Según fuentes de la causa, el control no se había hecho nunca y, por lo tanto, profundiza las dudas sobre los años anteriores.

Gui­ller­mo Ma­na de­ta­lló pun­ti­llo­sa­men­te có­mo con­tro­ló los nú­me­ros de Gam­sur des­de el día en que asu­mió y, con esa de­cla­ra­ción an­te el fis­cal Ju­lio Ri­ve­ro in­ten­si­fi­có las sos­pe­chas que ya hay en la Jus­ti­cia so­bre lo que pa­só con los ma­yo­res cos­tos en 2007 y en los años an­te­rio­res. No es que el se­cre­ta­rio de Eco­no­mía ha­ya res­pon­sa­bi­li­za­do a sus an­te­ce­so­res por la su­pues­ta fal­ta de con­trol. 

Se­gún fuen­tes ju­di­cia­les, lo que de­jó en cla­ro el tes­ti­mo­nio de Ma­na es que esa au­di­to­ría que él co­men­zó a ha­cer en mar­zo de es­te año ja­más an­tes se ha­bía he­cho. "Has­ta aho­ra, la in­ves­ti­ga­ción nos mar­ca que, an­tes, la em­pre­sa pa­sa­ba su re­cla­mo de ma­yo­res cos­tos y la Se­cre­ta­ría de Eco­no­mía se li­mi­ta­ba a fir­mar­los", ma­ni­fes­ta­ron en Tri­bu­na­les. Ade­más, iba al Con­ce­jo y el Tri­bu­nal de Cuen­tas lo vi­sa­ba.

Ma­na es­tu­vo 3 ho­ras fren­te al fis­cal. Nun­ca se re­fi­rió a las ges­tio­nes an­te­rio­res en Eco­no­mía si­no que se de­di­có a pun­tua­li­zar qué hi­zo des­de que asu­mió. Hu­bo un tra­mo de su de­cla­ra­ción que los in­ves­ti­ga­do­res con­si­de­ran muy im­por­tan­te: cuan­do di­jo que, ni bien asu­mió, com­pren­dió que apro­bar el pa­go de los 12,6 mi­llo­nes de pe­sos que re­cla­ma­ba Gam­sur por el efec­to que la in­fla­ción ha­bía te­ni­do en sus cos­tos du­ran­te 2008 era una enor­me res­pon­sa­bi­li­dad fun­cio­nal. Por eso, de­ci­dió au­di­tar los nú­me­ros y le ba­jó 5 mi­llo­nes de pe­sos a la mix­ta de hi­gie­ne ur­ba­na y alum­bra­do pú­bli­co.

La cau­sa que in­ves­ti­ga Ri­ve­ro se ini­ció des­pués de que el Tri­bu­nal de Cuen­tas re­ve­la­ra en un in­for­me que, a su jui­cio, la ci­fra no po­día su­pe­rar los 5,4 mi­llo­nes de pe­sos por­que ha­bía de­tec­ta­do irre­gu­la­ri­da­des en los gas­tos que la em­pre­sa ha­bía ren­di­do an­te el Mu­ni­ci­pio. Con esas su­pues­tas ano­ma­lías en­tre ma­nos, los con­ce­ja­les opo­si­to­res En­ri­que No­vo y Eduar­do Scop­pa le pi­die­ron a la Jus­ti­cia Fe­de­ral y a la Pro­vin­cial que in­ves­ti­ga­ran si exis­tía un de­li­to.

Uno de los tes­ti­mo­nios más es­pe­ra­dos era, pre­ci­sa­men­te, el de Ma­na. Es que la se­ma­na pa­sa­da, el fis­cal de­cla­ró que el pro­ce­so de con­trol que en­ca­ró el ac­tual se­cre­ta­rio de Eco­no­mía ja­más se ha­bía pro­du­ci­do an­tes en el Mu­ni­ci­pio. Ade­más, iba al Con­ce­jo y el Tri­bu­nal de Cuen­tas lo vi­sa­ba. Por ejem­plo, en 2007 se apro­bó un pa­go de 5,4 mi­llo­nes de pe­sos por ma­yo­res cos­tos y esa au­di­to­ría no ha­bría exis­ti­do ni en el Eje­cu­ti­vo ni en el Tri­bu­nal de Cuen­tas.

En su tes­ti­mo­nio, el se­cre­ta­rio de Eco­no­mía hi­zo hin­ca­pié en dos as­pec­tos. Por un la­do, pun­tua­li­zó que, al asu­mir en el pri­mer tri­mes­tre de es­te año se en­con­tró con la or­de­nan­za 125, que es­ta­ble­cía la ma­ne­ra en que de­bía ha­cer­se el cál­cu­lo de ma­yo­res cos­tos pa­ra 2008. Por otro la­do, una se­gun­da or­de­nan­za de­ter­mi­na­ba có­mo de­bía pa­gar­se la ci­fra que re­sul­ta­ra de apli­car la fór­mu­la po­li­nó­mi­ca apro­ba­da por el Con­ce­jo De­li­be­ran­te: el cro­no­gra­ma fi­ja­ba 10 cuo­tas con­se­cu­ti­vas des­de mar­zo de es­te año.

Ade­más de las or­de­nan­zas, Ma­na se en­con­tró con que Gam­sur pe­día 12,6 mi­llo­nes de pe­sos. Y la pri­me­ra de­ci­sión que to­mó, se­gún le di­jo al fis­cal, fue no pa­gar esa su­ma. La se­gun­da me­di­da del se­cre­ta­rio de Eco­no­mía fue rea­li­zar su pro­pio cál­cu­lo y con­tro­lar las bo­le­tas que pa­sa­ba la mix­ta pa­ra com­pro­bar si los nú­me­ros eran rea­les.

"La or­de­nan­za es­ta­ble­ce que la res­pon­sa­bi­li­dad es de la Se­cre­ta­ría de Eco­no­mía", di­jo Ma­na.

El se­cre­ta­rio le re­ba­jó a la mix­ta 5 mi­llo­nes de pe­sos. La prin­ci­pal cau­sa de ta­ma­ña dis­tan­cia fue la ma­no de obra. Por ejem­plo, los em­pre­sa­rios te­nían un sub­si­dio na­cio­nal de 1.500.000 pe­sos pa­ra los em­plea­dos co­no­ci­do co­mo RE­FOP. A pe­sar de que iban a co­brar esos fon­dos de la Na­ción, pre­ten­dían que el Mu­ni­ci­pio lo mis­mo pa­ga­ra ese mi­llón y me­dio de pe­sos. Co­mo si el sub­si­dio de la Ca­sa Ro­sa­da no exis­tie­ra. Ma­na se ne­gó.

"Que­dó cla­ro que el se­cre­ta­rio de Eco­no­mía au­di­tó los nú­me­ros y no pa­gó di­rec­ta­men­te lo que Gam­sur pe­día. Así de­bió ac­tuar­se siem­pre. Da la sen­sa­ción de que en pe­río­dos an­te­rio­res no se hi­zo, que la Se­cre­ta­ría vi­sa­ba sin con­trol lo que lle­ga­ba des­de Gam­sur. La de­cla­ra­ción de Ma­na fue muy es­cla­re­ce­do­ra y sir­vió pa­ra abo­nar más sos­pe­chas so­bre los ma­yo­res cos­tos de 2007 e in­clu­si­ve de años an­te­rio­res", di­jo una fuen­te vin­cu­la­da a la cau­sa. Ade­más, iba al Con­ce­jo y el Tri­bu­nal de Cuen­tas lo vi­sa­ba.

¿Garantizado?

Gus­ta­vo Se­gre, je­fe del blo­que ofi­cia­lis­ta, ase­gu­ró que es­tán ga­ran­ti­za­dos los 11 vo­tos de su ban­ca­da pa­ra ma­ña­na, cuan­do el Con­ce­jo de­ba de­fi­nir si acep­ta o re­cha­za el acuer­do con Gam­sur para comprar el 87% de las acciones privadas.

Cruces entre oficialistas y opositores

El ofi­cia­lis­mo y la opo­si­ción po­le­mi­za­ron ayer por la ex­po­si­ción cons­tan­te que tie­ne en los me­dios la dis­cu­sión por la com­pra de Gam­sur.

Fa­bri­cio Pe­druz­zi, con­ce­jal del blo­que Río Cuar­to para To­dos, cri­ti­có con du­re­za a los con­ce­ja­les Eduar­do Scop­pa, de la Coa­li­ción Cí­vi­ca, y En­ri­que No­vo, del Fren­te de la Gen­te: "Es­tán más preo­cu­pa­dos por te­ner un mi­nu­to de te­le­vi­sión o un cen­tí­me­tro en el dia­rio que por de­fen­der la con­ve­nien­cia pa­ra el Mu­ni­ci­pio. A es­te go­bier­no le in­te­re­sa la de­fen­sa de los in­te­re­ses mu­ni­ci­pa­les".

Por su par­te, Scop­pa res­pon­dió que el ofi­cia­lis­mo es­tá obs­ta­cu­li­zan­do la in­ves­ti­ga­ción so­bre la mix­ta.

Comentá la nota