Gamsur: la Afip investigará también las cuentas de 2006

El organismo recaudador lleva tres meses auditando las declaraciones tributarias de la empresa mixta.  Ahora, decidió extender aún más atrás la revisión de los números para comprobar si existió evasión
Des­pués de tres me­ses, la Afip si­gue in­ves­ti­gan­do las cuen­tas de la em­pre­sa mix­ta Gam­sur pa­ra de­ter­mi­nar si hu­bo eva­sión im­po­si­ti­va en los úl­ti­mos años. Se­gún fuen­tes con­fia­bles del or­ga­nis­mo, la au­di­to­ría es­ta­ría cer­ca de lle­gar a su fin aun­que, aho­ra, a la re­vi­sión de los nú­me­ros de 2008 y 2007 tam­bién se agre­ga­rán los ba­lan­ces de 2006.

Así, la Afip irá tres años ha­cia atrás pa­ra de­ter­mi­nar si hu­bo irre­gu­la­ri­da­des en la de­cla­ra­ción im­po­si­ti­va. Has­ta aho­ra, ni el or­ga­nis­mo na­cio­nal ni la Jus­ti­cia Fe­de­ral han da­do a co­no­cer re­sul­ta­dos pe­ro des­de ha­ce tres me­ses hay dos con­ta­do­res aus­cul­tan­do los gas­tos y los pa­gos de la mix­ta en­car­ga­da de la re­co­lec­ción de re­si­duos y el alum­bra­do pú­bli­co.

Lo que tras­cen­dió es que a los in­ves­ti­ga­do­res les lla­mó la aten­ción, al me­nos, los pa­gos rea­li­za­dos a una em­pre­sa -Mo­vi­mien­tos de Sue­los-, que no ha­bría pres­ta­do ser­vi­cios con­cre­tos a Gam­sur. Es más, hay du­das de que la fir­ma ten­ga ac­ti­vi­dad real. La ci­fra que se es­tá ma­ne­jan­do se­ría de 4 mi­llo­nes de pe­sos.

Las re­vi­sio­nes que es­tá ha­cien­do la Afip con­for­man una de las dos aris­tas que tie­ne el ca­so Gam­sur. Por un la­do, es­tá la cau­sa que se en­cuen­tra en la Jus­ti­cia pro­vin­cial y que ya ha ge­ne­ra­do tres im­pu­ta­dos: los em­pre­sa­rios Al­ci­des Ca­pe­llo y Juan Car­los Ma­soe­ro y quien fue pre­si­den­te de la em­pre­sa, Mar­tín Aba­so­lo. En es­ta cau­sa, lo que se in­ves­ti­ga es si exis­tió un in­ten­to de es­ta­fa o di­rec­ta­men­te un frau­de al Es­ta­do mu­ni­ci­pal con los mon­tos de ma­yo­res cos­tos que la mix­ta co­bró en los años an­te­rio­res.

Por su par­te, el Juz­ga­do Fe­de­ral in­ves­ti­ga una po­si­ble eva­sión. "Si exis­tie­ron irre­gu­la­ri­da­des en la de­cla­ra­ción de ma­yo­res cos­tos, eso no im­pli­ca ne­ce­sa­ria­men­te que exis­ta eva­sión. La em­pre­sa pue­de ha­ber­le so­bre­fac­tu­ra­do a la Mu­ni­ci­pa­li­dad pe­ro po­dría ocu­rrir que la si­tua­ción con la Afip sea co­rrec­ta", ma­ni­fes­tó un di­rec­ti­vo del or­ga­nis­mo re­cau­da­dor.

La de­nun­cia ini­cial

Las du­das so­bre Gam­sur co­men­za­ron en ju­lio de es­te año, cuan­do el Tri­bu­nal de Cuen­tas dio a co­no­cer el re­sul­ta­do de su au­di­to­ría so­bre la mix­ta y de­ter­mi­nó que só­lo co­rres­pon­dían 5 mi­llo­nes de pe­sos por los ma­yo­res cos­tos de 2008. Esa ci­fra es­ta­ba muy le­jos de los 12,6 mi­llo­nes de pe­sos que ha­bían re­cla­ma­do los em­pre­sa­rios y a una dis­tan­cia con­si­de­ra­ble de los 7,5 mi­llo­nes que es­ta­ble­ció la Se­cre­ta­ría de Eco­no­mía.

Por esas con­tra­dic­cio­nes, los con­ce­ja­les En­ri­que No­vo, del Fre­Gen, y Eduar­do Scop­pa, de la Coa­li­ción Cí­vi­ca, de­ci­die­ron pe­dir­le a la Jus­ti­cia que in­ves­ti­ga­ra si hu­bo ma­nio­bras pa­ra co­brar­le al Es­ta­do va­rios mi­llo­nes de pe­sos de más. La de­nun­cia se hi­zo por do­ble vía: en los Tri­bu­na­les pro­vin­cia­les y en el Juz­ga­do Fe­de­ral.

Des­pués de una rá­pi­da in­ves­ti­ga­ción, el fis­cal Ju­lio Ri­ve­ro de­ci­dió im­pu­tar a los dos em­pre­sa­rios por de­frau­da­ción a la ad­mi­nis­tra­ción pú­bli­ca en gra­do de ten­ta­ti­va y a Aba­so­lo por inob­ser­van­cia de los de­be­res del fun­cio­na­rio pú­bli­co.

Se­gún Ri­ve­ro, hay sos­pe­chas fun­da­das que ha­cen su­po­ner que los so­cios pri­va­dos in­fla­ron los nú­me­ros de Gam­sur pa­ra co­brar­le de más al Es­ta­do mu­ni­ci­pal.

Por su par­te, el juez fe­de­ral Car­los Ochoa de­ci­dió or­de­nar una in­ves­ti­ga­ción ex­haus­ti­va a la Afip, que pu­so a dos con­ta­do­res de ma­ne­ra per­ma­nen­te a re­vi­sar las cuen­tas de la em­pre­sa mix­ta. Se­gún in­for­mó una fuen­te con­fia­ble, el or­ga­nis­mo re­cau­da­dor tie­ne a la cau­sa Gam­sur co­mo una de sus prio­ri­da­des por la no­to­rie­dad pú­bli­ca que to­mó la de­nun­cia. Por eso, la in­ves­ti­ga­ción es­ta­ría pró­xi­ma a ce­rrar­se.

Comentá la nota