El gallo Claudio.

RALLY ARGENTINO / 5ª FECHA, EN TUCUMAN: Menzi ganó el duelo de cordobeses. Batió a Villagra en tierra y redimió a Subaru luego de la sanción.
"Voy a ganar yo", mostró confianza Claudio Menzi cuando terminó la 1ª etapa, el sábado. "Voy a dar ventaja: desde 2005 que no hago estos caminos", se resignó Federico Villagra, a pesar de tener 2s9 a favor. Ambos sabían de qué hablaban. Con 66 kilómetros de tierra, piedras sueltas, tres vados y casi 700 curvas entre los cuatro tramos, el Subaru negro del piloto -ex mundialista- impuso un ritmo demoledor para sus rivales. Ya en el primer tramo había pasado a la punta. Y luego del segundo lideraba por casi 30 segundos. Villagra, sin información de cómo iba, cuidó demasiado. Luego, se dedicó a pensar en el campeonato, aunque la historia cambiaría.

A diferencia de San Luis, a las 3.34 quedó confirmada la revisión técnica. Los hermanos Barattero recibieron un duro revés en la cuarta fecha, cuando Menzi y Pozzo fueron desclasificados del 2° y 3° puesto por anomalías graves en los turbos. Hubo rumores de una sanción de la CDA, pero los comisarios aceptaron que fue un error. "Dudamos un poco. Para colmo, los Barattero se fueron a Brasil, al Rally de Sertoes. Teníamos que demostrar todo en Tucumán. Fue durísimo lo que pasó, nadie quiso sacar ventaja", admitió Menzi, que ayer sufría por Belgrano... Fue su 7ª victoria en 77 carreras. Ahora quedó a 8 puntos de Villagra en un campeonato comprimido: hay cuatro pilotos en esa diferencia. Pozzo completó el 1-2 de Subaru. "Hay que correr más carreras sobre asfalto en el 2010. Con etapas de 80 kilómetros, podemos terminar bien si usamos 12 gomas de tierra", admitió Pozzito, ex compañero de Menzi en la primaria José Peña de Córdoba.

El gran perdedor en el 10° Rally de Tucumán fue Villagra. En El Siambón-Potrero de las Tablas II (penúltimo especial), una piedra le arrancó la rueda delantera izquierda. Se partió la llanta y se metió en el buche, arrancando el freno. Villagra se fue derechito al hotel, con bronca. El único consuelo fue el tercer puesto de Luciano Bernardi, hombre del VRS. Nicolás Madero, quien estaba enojado con las fallas en el turbo del Mitsubishi del Tango RT, se reenganchó ayer y al ganarla sumó cinco puntos extra. Y los 2,5 que le llevaba Coyote al barilochense antes de largar y que se iban a convertir en más de 15, se esfumaron. Están iguales. Ahora van a la 39ª Vuelta de la Manzana, clásico de rectas largas y tramposo suelo, en el que Villagra (antes irá al Rally de Finlandia) suele ser muy hábil. Quedan cinco fechas, 100 puntos en juego. Demasiado.

Comentá la nota