Al Gallo se le alborotó el gallinero.

Al Gallo se le alborotó el gallinero.
Al intendente de Valle Viejo, Gustavo Jalile, no le resulta fácil hacer trabajar la tropa tras imponer a su edecán Alfredo Gómez y al proveedor del estado Mario Vega como candidatos a diputado y concejal respectivamente.
Muchos de los dirigentes radicales que fueron llamados para comenzar la campaña todavía no concurrieron y otros gentilmente adujeron compromisos familiares o vacacionales.

Gómez ocupó diversas funciones al mando de su jefe, aunque en una oportunidad le tocó dirigir el tránsito en el municipio chacarero, siempre estuvo vinculado al manejo mediático y como operador político. Por eso siempre estuvo al lado del Gallo Jalile, solo se ausentaba en las ocasiones que debía presentarse en los escenarios a demostrar sus habilidades con las boleadoras (luminosas en festivales importantes).

Vega, es un proveedor del estado que tuvo sus años dorados durante la gestión de Oscar Castillo, periodo en el que supo acumular una importante fortuna que le permitió apoyar al fútbol chacarero del cual hoy es presidente.

Por lo visto los antecedentes de los candidatos de Valle Viejo no logran seducir a la tropa del "Gallo" Jalile.

Comentá la nota